Archivo de la etiqueta: pescado

Bacalao con tomate

bacalao con tomate y pan fritoLe preguntaba a mi amigo G que qué plato, le parecía a él –más allá de la tortilla de patata… fíjate que ni le digo tortilla española- que nos caracterizara como pueblo –a los españoles- si es que los españoles existimos y si es que a un conjunto de peña se le puede caracterizar por una comida.

Si me hubieran preguntado a mí a lo mejor hubiera dicho la paella –quería decir arroz guisado en paella- pero eso casi que caracteriza más a los guiris como panda de incontrolados en cualquier plaza o paseo marítimo, que a nosotros.

Parece –o estos días venían diciendo- que la tontería de España funcionaba porque existía la monarquía… más allá de eso todo empezaba por des o por in, con lo que no era –es- aconsejable conjugar ningún verbo que comience por ab y si es de la primera conjugación, además de desaconsejable, es una imprudencia.

Hace poco escuchaba en la radio a uno que había ganado en concurso mundial del mundo de tortilla española. Me parece recordar que era de Galicia ¿Betanzos? y hacía la tortilla sin cebolla, con las papas refritas y el huevo poco cuajado… pero no crudo.

A mí –que soy bien de MAD, sin que eso implique que sea enemigo de nadie de otro pueblo que empiece por B, por ejemplo Betanzos ;) me gusta con la papa casi cocida, el huevo crudo y cebolla. A una que trabaja conmigo, si ve una pizca de huevo sin cuajar le dan arcadas, no tiene opinión sobre la fritura de la papa ni sobre la cebolla. Otra que viene por casa frecuentemente no soporta ni verte picar cebolla.

Si te lo llevas al campo de tus conocidos seguro que vas a encontrar que no existe acuerdo sobre cómo es cómo es la receta de la tortilla y ni siquiera si simplemente se llama de patata o hay que añadirle española después de tortilla ¿?

Si ni en el caso de la tortilla nos ponemos de acuerdo –personalmente no considero Betanzos, o Galicia, como cuna apropiada para la tortilla española– cómo coño vamos a hacerlo sobre la marca España, la monarquía, el balonmano, los amantes y las amantes, la caza, las cuentas en Suiza, los sobresueldos, las ruedas de prensa, las mociones de censura en Ponferrada, las dimisiones, los ERE del golfo de la cocaína, la elección directa de los diputados, la inspección técnica de vehículos, Oriol, Jordi, el Palau, la reforma de la Ley electoral, las pagas extras, Bankia, los Juegos Olímpicos, las preferentes, Ánguela Merkel, el copago de la Sanidad, el precio de la gasolina, los inmigrantes y los emigrantes, la edad del matrimonio, el IVA, los millones de parados, el inglés o el alemán, la sra. Aguirre, los contrabandistas o, ni siquiera, si Felipe tiene que ser Sexto o González, puff!! qué hartazgo! parafraseando a aquel poeta andaluz: qué hacer si abres la puerta y se mete todo esto dentro y cierras y se te queda fuera un dedo :((

Estamos metidos en un buen lío. Hace tiempo que me pareció que podían ser los callos la comida que nos uniera a todos; ahora me parece que ni cuajando la tortilla pegamos esto.

menudo morro duroUna de estas noches decía el Presidente Rajoy que la actuación del monarca el 23-F demostraba el vigor de la institución –priapismo me parece que le dicen a eso. Hace más decía otro –Margallo creo que era- que la imputación de la Infanta dañaba la marca España… robar joder! robar es lo que daña la marca, si es que esa puta marca existe.

chorizosNo sé a quién le contaba que mi amiga C nos invitó a un aperitivo ilustrado por su cumple y gastamos un buen rato de charla –mi hijo debió flipar- en hacer cuentas de cuánto nos quedaba para jubilarnos.

Si tuviera que definir –ya te dije al principio que de un tiempo a esta parte lo que no empieza por in empieza por des– desesperanza, creo que usaría esa conversación para inspirarme. Pero bueno, quizá el domingo se arregle algo o si no el próximo… siempre hay futuro ¿no?

Nada, que volvía yo de Úbeda –de una excursión a los cerros de esa localidad- pensando en qué comida nos haría a todos el papelón adhesivo de la monarquía… visto que la tortilla de patata ni al propio escritor convence.

Te imaginas?? un gran crack nacional y que nos quedáramos todos unidos y solidarios exclusivamente por nuestro amor –ya habrás leído el título del post- al bacalao.

Y si lo piensas, no es una cosa carente de sentido. Si haces un repaso por toda la Península –incluidos nuestros primos portugueses que, o mucho me equivoco, pronto serán hermanos- no parece que el pescado seco sea del desagrado de nadie… hasta de los que se lo podrían comer fresco; quizá el desacuerdo venga de la forma de prepararlo pero: todos somos imperfectos.

tajadas de bacalao caritasConste que en casa, cuando lo comemos, es fresco o desmigado tipo ajoarriero porque joder, para ser un país en el puto furgón de cola de la UE, tenemos gustos caretes: al precio que va el bacalao seco una fuente para cuatro, con alguna tajada que merezca la pena, no te baja de los veinte euros.

recetas de bacalaoBonito el libro éste del bacalao, es de 1936 con ilustraciones de Penagos, nuestro Toulouse-Lautrec; el mío es un facsímil y alguna vez lo he visto, sin estrenar, en montones de barato… sólo por los dibujos merece la pena. Dicen que hizo gráfico un nuevo tipo de mujer que hasta entonces no se había dibujado.nuevo tipo de mujer

Había leído, cuando lo compré, que el conjunto de recetas procedían de una recopilación de consejos que venían en los envases de bacalao de unos almacenistas vizcaínos, tipo las recetas del dorso de las cajas de puré de patatas o de los congelados. Ahora no encuentro la referencia.

Las recetas son muy sucintas, la mayor parte de las veces y algunas confusas, por ejemplo: dos jícaras de aceite ¿? no sé si grandes o pequeñas… porque al final la jícara es un vaso de loza y también los aislantes de porcelana o cristal de los palos de la luz –tengo una pequeña colección de esta clase de jícaras.

Pero vaya, como repertorio de recetas de bacalao no tiene parangón, desde las más sencillas a monumentos rococó. Si lo que te mola es la filosofía y la grandilocuencia te recomiendo éste otro de Mark Kurlansky, entretenido e interesante para un tema tan pedestre como el del bacalao.

el autor súper afín con el independentismo vascoCuando se jubiló mi padre –debió coincidir con el debut televisivo de Karlos Arguiñano- me contó que había visto en la televisión a un fulano que decía que la salsa del bacalao con tomate en realidad se hacía con pimientos secos y galletas… nunca vi a mi viejo con un artilugio de cocina en la mano, pero aquello debió causarle impresión porque había tomado nota hasta de la receta. Creo que la hicieron y no les gustó, nadie les dijo que aquello era bacalao a la vizcaína.

poco hechoYo ni idea; si tuviera que hacer un bacalao con tomate… que a efectos de acuerdo parece bastante más neutro que a la vizcaína… rebozaría bacalao en harina y huevo y prepararía un tomate frito con cebolla y un diente de ajo. Terminadas ambas cosas, le daría un hervor al conjunto, lo dejaría templar y me lo comería mojando pan y bebiendo una cerveza fría. En este caso me ahorré el hervor porque al orco no le gusta el tomate mezclado con la comida. Él es así.

La comida de la unión. No me digas que te tengo que explicar, con más detalle, cómo se hace.

Y que Dios nos proteja porque como lo tengan que hacer otros, incluidos nosotros mismos a través de nuestros representantes electos, apañaos estamos.

Beso y suerte.

Anuncios

La alquimia de la vida, bouillabaisse et rouille

El otro día, de sobremesa, nos enzarzamos en una discusión sobre una amiga mía que a los cincuenta decidió –y consiguió- quedarse embarazada de su primera –y espero que única- hija. M es una soltera impenitente. Hace tiempo que perdí el contacto con ella y desconozco los avatares de su vida sentimental pero me da la sensación de que el adjetivo no le va mal. Vive mejor sola que, quizá, mal acompañada ¿?

El caso es que la buena de M un día sintió la llamada de la maternidad y en vez de darse un buen revolcón, decidió darle un buen repasito a sus ahorros a base de estimulación de sus ovarios, extracción de ovocitos, fecundación in vitro con gametos masculinos de biblioteca, implantación de óvulos fecundados, nueve meses y palante. Cincuenta tacos cumplirá el próximo octubre pero está de muy buen ver, supongo que cualquiera de su colegas –yo incluso- le hubiera hecho el servicio por poca o ninguna pasta.

Recuperamos, momentáneamente,  las relaciones a través de una amiga común y verdaderamente la nena –A- que ha tenido es una maravilla. Yo, a menudo, echo cuentas de los años que tendré y la situación en la que estaré cuando termine de pagar la p*t* hipoteca y cuando veo estas cosas no puedo por menos que echarle cuentas –para mis adentros- de los que tendrá ella cuando termine por sacar adelante a la bonita A. Definitivamente me parece una pésima idea; pero no soy yo quién para juzgar, que bastante tengo con lo mío.

Pues estábamos de palique en esos términos con una gente experta en discapacidades, sobre todo en las que tienen que ver con herencias genéticas, y que estaban básicamente de acuerdo en las implicaciones sociales del cuento de dos párrafos más arriba y en desacuerdo con que inseminarse con nata de un fulano que es un gilipollas integral no trajera ninguna consecuencia futura para A como que fuera otra gilipollas igual que su padre biológico –o que su madre.

La tía que decía eso ponía como ejemplo a un man que –parece ser- está como un queso –joder el marido le echaba unas miradas de las que matan- que es ingeniero –menuda cosa-  de buenas notas y buen curro pero que, además, es tonto del culo y si se tiene un hijo con ese tío el hijo será igual de tonto del culo que su padre ¿?

El marido, menos con la descripción del supuesto donante, estaba básicamente de acuerdo: hay ciertas disposiciones genéticas que son heredadas… la inmensa mayoría de las patológicas pero también hay otras que sin ser patologías se heredan como, por ejemplo, la predisposición a ser idiota social.

Desde el otro lado de la mesa les decíamos que el hecho de que tu padre sea tonto en su comportamiento habitual no te predispone a ti en absoluto a serlo, salvo que te críes con él y con sus colegas y veas normal comportarte como ellos; es decir que A tiene nulas posibilidades de ser una idiota social como su padre porque jamás le verá hacer idioteces… en todo caso será idiota como su madre.

Además les advertíamos de que el terreno que estaban pisando, ellos son gente de  compromiso de izquierda, con cierta ligazón con la peña del 15 M, ecologistas, concienciados con lo social, etc. era una zona muy pantanosa y que a la larga llevaba a justificar desmanes de dimensiones bíblicas porque en el sustrato de ese pantano está la teoría de la semilla del mal.

Voy a hablar con la boca pequeña porque, cuando he buscado documentación antes de escribir el post, no he encontrado cosas que pensaba que tenía –y seguro que tengo pero vete tú a saber dónde.

Hace años, en los ochenta del XX, andaba como loco por hacerme con una copia del libro de estilo de El País que era un documento casi de uso interno e inencontrable –la primera edición es del 77 y la segunda del 80- al final, a través de la primera secre que tuve, me dejaron una fotocopia del que usaba un colega suyo que trabajaba allí.

Lo leí y me llamaron la atención dos cosas… esta primera con la boca pequeña porque no he encontrado la prueba: estaba terminantemente prohibido difundir noticias sobre estudios científicos que justificaran la homosexualidad como fruto de características intrínsecas –originales- de la persona que explican comportamientos futuros y una segunda que sigue existiendo –lo de la homosexualidad no está- al menos en una edición de septiembre de 1990, y es que El País no difunde noticias sobre boxeo a no ser que sea para denigrar esa actividad o para mostrar las consecuencias nefastas que puede tener. No sé si lo siguen haciendo porque le presto poca atención a esa sección, pero me sonroja pensar la cantidad de combates de boxeo que daba Canal plus en codificado :((

Ahora, cada lunes y cada martes puedes leer en todas partes –El País incluido- papers, investigaciones, declaraciones que –con gran aplauso de la parte activa del movimiento gay- justifican que características internas de las personas las predispone a tener relaciones sexuales con gente de su mismo sexo.

Error!! la semilla del mal!! les decía yo a estos; mantener esa postura es poner los medios para justificar en un futuro cualquier barbaridad.

Si ciertas características futuras, no patológicas sino socialmente indeseadas, de las personas se pueden identificar desde antes del nacimiento precisamente porque o son herencia de los padres o están en el –vamos a decir- ADN casual de la futura persona, se nos abre la puerta para eliminar –o potenciar- grupos enteros de población por la mera sospecha –y a veces certeza científica- de que serán malos o buenos en el futuro.

La ciencia no es inocente, en cuanto la decisión política esté tomada se pagarán mil estudios que demuestren que el jamón ibérico no tiene colesterol –éste existe y es reciente- el tabaco rubio da pero el negro no –esto lo decía un suelto del ABC de los años 50 del XX que me encontré en un periódico que tenía mi abuela como forro del cajón de una mesilla que restauré hace años- o –más peligroso- los judíos o los gays son malos aunque la última vez que vieran a su madre fuera cinco minutos después de salir por el agujero, eso lo decían los nazis do you remember!! y lo  justificaban, políticamente, con los famosos Протоколы сионских мудрецов –Los protocolos de los sabios de Sión, lamentablemente un documento ruso-  a los que siguieron un millón de estudios científicos que justificaban la maldad intrínseca de la raza judía.

La cosa no es de hace años ¿Has visto Iside Job? la distribuye Sony y se ha llevado un premio Óscar al mejor documental de este año así que la cosa no tiene muchas sospechas de ser fruto de un –o una- conspiranoico. La cosa va de por qué estamos metidos en el agujero de pelas en el que estamos y es una perorata –un poco más seria que los documentales de Michael Moore- sobre los gañanes que se forraron a costa del resto de los mortales.

Te digo que una perorata porque tampoco ofrece ninguna alternativa ni da solución alguna al problema –quizá por eso tiene un Óscar y la distribuye Sony- pero al final la cosa se pone bastante interesante. Resulta que hasta el más gualdrapa de todos los que nos han llevado a la ruina tenía en el cajón un informe del científico económico del momento que justificaba todos y cada de sus pasos en base a esas opiniones, y lo cojonudo del caso es que los encargados de supervisar a los malos también tenían uno que decía por qué no tenían que supervisarlos, ja, ja, ja, ja, ja!!!

La vida es una puta alquimia como la bullabesa o, si me dejas, la vida es una bullabesa. Decía la madre del orco que la bouillabaise era el plato que más le gustaba, como nos queríamos mucho lo que decía, en realidad, era que era el plato que mejor me salía. Verdad era y es.

Hace un tiempo hablé de los guisos que me gustaban más y menos. Se me olvidó que la bullabesa es de los que más me gustan. Como las  tripas a la moda de Caen –las tripas ahora –  tampoco la he probado nunca en Marsella. Lo más cerca que estuve de la bulla fue en las 7 portes de BCN y se la hubiera tirado por encima al camarero, porque además de estar fatal me parece que nos soplaron cuarenta euros por cabeza.

La bullabesa o bouillabaise o bouille-à-baisse que viene del provenzal bouiabaisso, sin que los gabachos sepan muy bien qué significa la segunda parte de la palabra, no deja de ser un guisito de pescado similar al suquet de peix pero que, como la vida, tiene una alquimia especial, difícil, como la vida.

Como te puedes imaginar casi que en cada casa hay una receta. Pero todas tienen una cosa en común y es que la bullabesa sabe a anís :)

No es un plato barato pero vaya, de vez en cuando bien se merecen los cuerpos un homenaje.

Hay varias maneras de ejecución; la habitual es cocer en agua, vino y  despojos de pescado con verdura –después de haberlo rehogado todo- y especias. Sacar todas las espinas grandes y algunos estorbos que luego te diré. Pasarlo por la batidora y el chino y cocer después, y muy ligeramente, algún pescado de más categoría. Se sirve con rebanadas de pan tostado –untadas con un poco de ajo, si te gusta- y con una salsa que se llama rouille que, básicamente, significa óxido ;) y que muchas veces la peña se despacha untada en pan y se deja la bullabesa ¿?

A mí esa manera me parece coñazo porque siempre quedan raspitas y cascarillas del pescado por el medio y te pasas la comida sacándote cositas de la boca.

Yo la hago así. Por favor pon atención al tipo de especias que lleva y verás cómo la alquimia del guiso es similar a la de la vida.

Primero me preparo un caldo de pescado con todo lo que tenga por la nevera, en este caso: cáscaras y cabezas de gamba que conservo de algún cebiche de camarón, media cabeza de rape y una cabeza de bacalao, todo ello congelado desde hace, quizá, un año ja, ja, ja, ja!! Caldo con agua, una hoja de laurel y si quieres una zanahoria y medio puerro.

En una olla grande rehogas una zanahoria, un poco de cebolla, uno o dos dientes de ajo y un par de tomates de lata. Cuando lo tienes le añades una cebolla de hinojo en trozos –de ahí el sabor anisado del plato, la madre de un amigo mío de BCN le ponía un chorro de absenta en lugar del hinojo y bueno: seguro que su bullabesa estaba mejor que la mía :)) un poco de tomillo, romero, azafrán, la cáscara de una naranja, pimienta, perejil y laurel si no lo has puesto al hacer el caldo. Si todas estas cosas las pones en polvo o en trocitos pequeños te evitas tener que sacarlas después.

Otro par de vueltas en el rehogado y le añades un par de vasos de vino blanco y el caldo de pescado que te entre en la olla. Cueces todo unos tres cuartos de hora a fuego suave.

Cuando lo tengas sacas los trozos grandes de romero, la cáscara de naranja –yo uso extracto de naranja orgánico y me quito los pesticidas y la cera de la cáscara- y le pasas bien la batidora. Obtendrás un caldo espesito que, si quieres, puedes colar por el chinito… no es imprescindible.

Lo vuelves a hervir y le añades algunos pescados de más categoría; yo tenía un bogavante de oferta y unos mejillones que tiré porque no me daban muy buena pinta. Cualquier pescado que no se deshaga te valdrá. Cuécelo todo muy ligeramente y a comer. A veces cuezo también unos fideos gorditos tipo fideua y en vez de echar el pan en la sopa me lo como mojado en la salsa del párrafo siguiente. Hoy me comí el pan con la salsa y me bebí la sopa sin fideos.

La rouille. Es una salsa espesa que suele acompañar la sopa. Para lo finos que son los franceses me parece una combinación extraña porque se trata de una salsa muy fuerte, en fin ellos sabrán.

Te agencias una patata mediana y que se deshaga bien, la asas o la cueces, la pelas y la trituras con aceite, un poco de tomate concentrado, agua y un poco de picante. No tenía tomate concentrado –no quería abrir la lata para dos cucharadas- y le puse un poco de harissa de tubo. Lo pasas todo por la batidora hasta que te quede una textura que te guste.

Ni que decir tiene que deberás añadir sal al gusto en todas estas cosas.

Llegaste hasta aquí sin saltarte nada del texto?? me extraña ;)

El día que murió Steffi Graf

Puaf!! llevo días sin poder acercarme al pc recreativamente. Currá y currá y encima el otro día se me cayó por encima del teclado –vamos a decir- una taza de té –tenía el mismo color- qué risa, llevo una semana secando el teclado ja, ja, ja, ja ¿nunca te ha pasado?… las teclas cambian de sitio y muchas no funcionan; lo he tenido que desarmar entero ¿alguna vez has desarmado un pc portátil? ja, ja, ja, ja!! cosas de chinos. Bueno lo conseguí… sólo fallan algunas teclas pero las tengo localizadas ;) la s ahora es la w y el backspace borra de tres en tres, pero joer! el puto pc me costó mil quinientos palos pagados a plazos y me da cosa tirarlo :)) en fin.

Pues eso que después de semanas alejado del mundanal ruido de mis amigos/as blogueros por fin esta tarde me meto a ver qué novedades había y me encuentro con el híper desastre de los colegas isleños –buena gente, pardiez!!

Naturalmente he expresado mis condolencias en los términos más ecológicos posibles: les he recomendado culebras contra ratas… tienen la ventaja de que se comen a las crías de los ratones en las madrigueras, supongo que después te podrás hacer una correa de reloj o un cinturón con la piel del  reptil :)) y son condolencias sinceras, porque la realidad del caso es que pensaba hacerme con un par de kilillos de la harina que saldría de TFN/TFS

Hace tiempo –quan anava a l’esquerra de l’esquerra de l’ecologisme radical– tuve un problema similar con babosas que me vinieron en los sacos de abono orgánico “certificado” estudié –como han hecho los isleños- todo lo estudiable sobre el asunto. Hablé con mi hermano: pero tío, no me jodas, tú échales de esto y plin!! menudo facha hijo de puta, envenenando a mis sobrinas con putos productos químicos de síntesis…  que al fin y al cabo lo único que hacen en emborrachar a los caracoles… demasiado para mi mente pura… estudia, estudia, estudia…  y la conclusión fue que unos nematodos –putos gusanos- que fabricaba un belga y que exportaba a Almería –primer mosqueo- y de allí había que traerlos a MAD… todo ello sin romper la cadena de frío, fueron la solución. Hoy, casi cuatro años después empiezan a aparecer las primeras babosas que, por cierto, le meten a las fresas que es un gusto.

La cosa es que las lombrices parasitan el sistema respiratorio de los limacos y se los cargan en días… ya has visto cómo es mi huerto, llegué a recoger media bolsa regular de bichos infectados y huyendo del bancal profundo. No sé muy bien –no quiero ni pensarlo- cuál fue la huella de carbono de aquella operación pero desde luego cara y efectiva, la cosa, fue.

Me da risa acordarme ahora de aquello. De Almería, joder, de Almería venían los gusanos ¿conoces esta foto?

… impresionante verdad?? qué te parece que es toda la superficie blanca?? a ver si sabes de dónde es?? crees que se puede criar algo sano allí??

Pues estás equivocado porque según todos los medios de comunicación del Estado español, no hay cosa más sana que los vegetales de Almería y de Huelva, con dos cojones!! los alemanes riegan la soja con aguas fecales pero en Almería qué va, qué va!! joder, si supieras lo que tiene el acuífero que hay debajo de El Ejido… es más sano regar con agua de mar de la playa de Palomares.

La moto que se vende estos días es que las plantas españolas se alimentan, casi, por vía intravenosa con los productos más sanos que hay. Seguro que los fabrica el belga de más arriba, qué mierda de poder tiene quien manda lo que hay que decir y publicar en los medios.

Cuando estuve buscando soluciones para mi problema de gasterópodos llegué a encontrar peña que vendía cajas de cartón con colmenas artificiales para invernaderos y además te ponía la fórmula de cálculo de cuántas cajas necesitabas en función de tu superficie  y tu tipo cultivo: nature’s bits!!

El otro día escuché en la radio a un panoli –tipo el jefe de la denominación de origen fresas de Huelva– que decía que en cata ciega no se podía distinguir entre fresas silvestres y de invernadero. Mira, se me estaba quedando una cara de gilipollas según le escuchaba!! en fin. Los pardillos de los alemanes se lo han puesto a huevo :))

A veces he hablado con los isleños sobre las posibilidades de supervivencia –soy consciente de que arrimo el ascua a mi sardina- y nunca mejor dicho…

… mira las fotos; nos las vamos a cenar esta noche: a la brasa con unas papas nuevas y mojo de sobre; las he comprado esta tarde en mi híper de referencia.

El man que las ha vendido –trece euros el kilo, aprox. medio kilo cada lubina-  no me ha podido explicar qué coño tienen de ecológicas y, sobre todo, por qué pone en la etiqueta agricultura –dice agricultura, fíjate bien- ecológica de la UE.

Así salieron…

y éste fue el pan…

Pues eso, que hemos debatido alguna vez sobre la conveniencia del consumo de productos silvestres.

Sus posiciones ya las defenderán ellos, si quieren, las mías son claras –para mí, ja, ja, ja, ja!!! un cultivo de cereales –os juro que cuando he visto las fotos esta tarde se me saltaban las lágrimas de pena- sin proteger con medios técnicos –ecológicos o no- lo único que hace es que la temporada próxima haya el doble de ratones que ésta. Es una intervención indeseable en el ecosistema, igual que llevarse las moras o los tapaculos que se comerían otros bichos.

Estamos subidos –hoy- a hombros de gigantes. No sé nada de ese cultivo de la sra.  Jonjo y del  sr. oso Paco, sólo he visto algunas fotos donde se veían casas cerca, quizá eran las únicas, quizá había más, quizá había basura cerca, quizá no, quizá era más fácil comer espigas de trigo que basura, quizá no… no lo sé, no importa.

Había un tiempo en que la gente vivía como esta chica… ya te conté que el asunto de las momias en el norte de Europa es bastante frecuente… te pongo este extracto, aunque si picas en el link “chica” lo vas a leer completo…

Tras seis años de trabajo científico, hoy lo conocemos casi todo sobre ella. Gracias a un equipo multidisciplinar compuesto por paleontólogos, profesionales de la justicia, antropólogos y arqueólogos, sabemos por ejemplo que era zurda, que su cabello era ligeramente pelirrojo y que vivió en lo que hoy es Baja Sajonia, en la Edad de Hierro prerromana, llevando una existencia llena de penurias y sufrimientos.

Según el experto en huesos Dennis Saring, del Hospital Universitario Hamburg-Eppendorf, de niña sufrió al menos dos fracturas parciales de cráneo que tuvieron tiempo de soldar solas y padeció largos periodos de enfermedad fácilmente asociables a largos inviernos de privaciones. Las líneas de crecimiento de los huesos revelan que durante toda su infancia y adolescencia sufrió una desnutrición crónica y un ejercicio físico duro que estaría relacionado posiblemente con el traslado de grandes vasijas cargadas con agua sobre su cabeza.

actualización: las negritas no son mías ;)

Joder -pica el link- los tíos confundieron un cadáver de 1969 con uno seiscientos años antes de Cristo, no me extraña que se les haya dado mal lo de los pepinos, y lo del agua en la cabeza pues está bien también ja, ja, ja, ja!!

Pero los españoles no se quedan nada atrás. Escucha todo lo que proceda del Ministerio de Agricultura y medios de comunicación –afines o no- siempre se refieren al tema como la contaminación por E. coli que se produjo en la “fábrica” alemana de brotes de soja, fábrica de brotes de soja!! De cabrón a cabrón.

Pues eso, que lo mejor que te podía pasar es que pudieras pasar desnutrición crónica y lo peor que tu familia te largara a darte un rulo por el campo porque no tenían con qué darte para comer y terminaras devorado/a por el ogro o la bruja como Hansel y Gretel y es que siempre se ha pasado mucha hambre, sobre todo en el norte.

Pero la gente se organizó y empezaron a pensar que si sembraban todos juntos se repartían a las ratas entre todos y que si las ratas –o los conejos- se multiplicaban, porque había mucho papeo, entonces aparecían pequeñas rapaces, culebras, hurones, chicos que cazaban comegranos para aportar proteínas a casa y el sistema –eco- se estabilizaba. Quizá fuera ese el camino, quizá otro –sólo soy un metodólogo de tercera división y agricultor de jardín, también de tercera- pero el caso es que lo resolvieron, con yeso o sin él.

Empezar de cero ahora, con técnicas prerromanas, es terminar como la hermana mayor de Steffi Graf. Hambre crónica o, en nuestro caso, arapil de la opulencia occidental.

Insisto, no es crítica ni sonrisa maligna. Mira mi granado…

… le quiero sólo un poco menos que a mi hijo y mira cómo me lo paga…

… ni una puta granada en cinco años :((

Suerte chicos, como decía uno de la isla de enfrente de la vuestra: resistir es vencer.

La temporada que viene nevarán sacos de harina sana sobre vuestras cabezas y tendréis bonitos cinturones de piel de culebra :))

Abrazos

au

All i pebre de anguila

Mi hijo es el rey de las clasificaciones. Se pasa el día preguntando: ¿papi, cuál es tu película favorita? ¿y tu grupo favorito? ayer me preguntó ¿cuál es la vez que te has caído y te has hecho más daño? la leche, qué tío!!

También me pregunta a menudo por la comida: mi postre, mi pescado o mi plato favoritos ¿? ni idea! casi nunca puedo contestarle, no tengo pasionísima por la comida, como casi de todo y casi todo me gusta o, mejor, no me disgusta. Por supuesto hay cosas que prefiero evitar: los dulces muy intensos no me placen en demasía, el regusto a almendra amarga, los quesos tipo gorgonzola o torta del casar tampoco me ponen mucho. En fin, ecléctico en el paladar.

Tampoco los sabores de la cocina china –la cocina china que conozco- me gustan demasiado y eso que, con la francesa y la vasca, debe de ser la mejor cocina del mundo ¿? Sin embargo,  si tuviera que elegir un sabor entre todos los que conozco, seguro que me quedaba con la combinación de pimentón y ajo fritos. Soy así de simplón… un buen pimentón de Murcia y un ajo de Cuenca me dejan más que satisfecho.

A la salsa combinación de esos ingredientes, con agua y pan duro, le dicen en Valencia all i pebre: ajo y pimentón o ajo y pimienta, del latín piper-eris: pimienta. También le dicen pebre a una salsa chilena que tiene cilantro y guindilla. Ni idea, nunca la probé.

Y si me preguntas por un pescado que me guste mucho pues te diría dos: el bacalao seco y la anguila. La anguila me gusta de todas las formas posibles, sobre todo ahumada –de un tiempo a esta parte inencontrable en MAD- pero también en conserva de aceite y fresca –también muy difícil de encontrar.

El viernes –no había cole- me llevé al orco a la ofi y cuando salimos nos hicimos una comprita en el mercado de Maravillas ¡qué placer comprar en el mercado! no sé a quién se le ocurriría inventar los súper.

Es el único sitio que sé que de vez en cuando tienen anguilas. Sólo los viernes y no todos y sólo en invierno. Muchas restricciones para mi pescado favorito:)

A trece euros iban, no me pareció caro, casi como las lubinas de piscifactoría. Me llevé medio kilito y conseguí que el pescadero me quitara la baba que tienen en la piel, que me pone de los nervios.

La receta es fácil. La que hago es un poco iconoclasta –aunque, a juzgar por las imágenes que salen en el google, menos de lo que yo pensaba- porque lleva patata para engordar la salsa. En Valencia se come de muchas maneras pero la más común es con una salsa clara de ajo y pimentón fuertecillo.

Pues nada se cortan las anguilas en trozos. Dice la tradición que deben ser del tamaño de un dedo de hombre… ja, ja, ja, ja!! qué poca perspectiva de género!!

Se pica ajo y se pone a freír en una cazuela de barro. Se fríe también una rebanada de pan que te puedes ahorrar si usas patata.

Cuando está frito el ajo se añade una cucharada de pimentón. No me gusta mucho el pimentón picante así que lo uso corriente o agridulce y después le añado un trozo de guindilla al guiso. Cuando se fríe pimentón en olla de barro hay que tener mucho cuidado con el calor que puede quemarlo y estropearte el guiso.

Frito el pimentón le añades las anguilas, les das dos vueltas, le pones agua hasta arriba y las patatas cortadas en laminitas, perejil fresco picado, sal y un puñado de almendras molidas. Chup, chup hasta que estén hechas las patatas.

La receta canónica es: sacar los ajos fritos y majarlos con la rebanada de pan y las almendras, para devolverlos después al guiso, y sin patata. También he visto alguna receta que usa pimentón picante y además guindilla. Me parece un poco fuerte para un guiso de pescado, aunque sea anguila.

Y listo, esto comimos el domingo… pensaba que me iba a tocar bronca en la comida pero no, fue plato de éxito.

Bss.

Comida en tiempos de crisis: chipirones rellenos de hígado de oca con arroz salvaje

Está bonito el patio!! Uno de cada cinco en paro; si estabas contando días para jubilarte, cuenta años y no mires a los que dejas atrás. Los vecinos del piso de abajo a hostias desde Alejandría hasta –casi- Ceuta y si no,  al tiempo. Berlusconi de putas, ZP llorando por los rincones; los sinvergüenzas de las cajas de ahorros peleando para ver quién se queda sin curro ¿tendrán suficientes años cotizados? el Euribor subiendo, los sueldos bajando, la inflación un 3%… la gran banca reunida –dónde si no- en Suiza para fijar posturas contra la regulación, el petróleo subiendo ante la perspectiva de que cierren el canal de Suez, puf!!

Yo creo que son más tiempos de patatas con bacalao que de gollerías, pero en fin de vez en cuando ¿quién no se da un homenaje?

Venga que nos quiten lo bailao: chipirones rellenos de hígado de oca. La receta se la escuché el otro día en la radio a una que debía de ser millonaria.

Alguna vez he rellenado calamares con cosas exóticas. Recuerdo una receta de rellenos de butifarra que me pasó mi amigo G, pero no es un plato frecuente en casa porque al orco no le gustan los calamares, nada más que fritos y a mí se me da fatal rebozar. Como cada vez que los hago en salsa –ya no te cuento si son en su tinta- tenemos bronca, lo dejé por imposible.

Esta receta me llamó la atención por el relleno. Originalmente eran en su tinta pero le sustituí el negro por un guiso cebolla y vino. La misma vaina, me tocó bronca.

El caso es que cada año por Navidad una amiga nos facilita el acceso a los tíos que envasan productos de pato y de otros animalitos que hacen cua-cua a precios bastante competitivos. Para que te hagas una idea la misma lata en el Hípercor me cuesta tres veces más y supongo que el fulano que nos las vende a nosotros no va a pérdidas, así que para ir tirando les da a los tíos.

Luego cuando llega el año normal me empiezan a entrar los remordimientos de las grasas y las arterias y las termino olvidando en el fondo del armario. El otro día iban los chipirones baratos –unos siete euros- y pensé en darnos un homenaje con arroz salvaje que mi hijo tenía ganas de probar.

Qué desastre el arroz. Y resulta que no es ni arroz. A ocho euros los doscientos cincuenta gramos, viene de Canadá y, eso sí, es bío.

Bueno pues el plato no es muy misterioso. Se limpian bien los chipirones, se trocean las barbas y se rellenan con el hígado y las patitas. No se rellenan mucho por un  motivo de precio y porque el bicho al cocer encoge.

En una olla con aceite cueces una cebolla cortada en tiras, con un ajito, hasta que esté caramelo. Le agregas los chipirones, un vaso de vino blanco y agua o caldo. Yo lo hice con agua porque no tenía ganas de más entretenimiento y le puse un poco de pimienta molida y sal.

Cueces, cueces, a fuego mediano hasta que se reduzca el caldo.

El hígado suelta mucha grasa así que les dejé bastante caldo y los guardé en la nevera una noche. Los calamares son de los pocos alimentos que me gustan de un día para otro.

Antes de recalentarlos para comer le quitas toda la grasa que hayan soltado y listo.

El arroz. Pues es que el arroz ese salvaje tarda cuarenta y cinco minutos ¡! en hacerse. Se cuece con cuatro partes de agua.

Lo hice en una olla arrocera, le puse un poco menos de media taza, se me fue para el suelo el invento, se rompió la taza y se perdió el preciado fruto. Ahora tengo la bolsa de la aspiradora llena de cristales y de arroz de a diez céntimos el grano :(

Así que cocí primero el arroz negro y cuando estaba más a menos a la mitad le puse arroz blanco largo y la parte que le tocaba de agua caliente. Salió bien, sin más complicaciones.

Y… listo, muy rico, hasta mi compañero de piso tuvo que reconocer que aunque no le gustaba… estaba bastante bueno, no hay quién le entienda.

:)

Conservas variadas

Y ésta era la otra, para que veáis la conserva de salmón aunque, lamentablemente, no tengo ni una foto de los botes de salmón esterilizados. En fin a ver si os gusta.

______________________

Lunes 25 de agosto de 2008

Soy de la opinión de que estas cosas del trabajo cuanto antes les metas mano antes te las quitas y te puedes dedicar al amor.

Esto de la cocina es un poco igual que los toros :)) así que una vez al año -dos en este caso porque la fama de las conservas gratis se extendió entre el colectivo de gorrones habituales y me liquidaron casi al completo la primera gran tongada de la temporada- y coincidiendo con el valle de precios del bonito, preparo el atrezzo como si estuviéramos en Bermeo y se inicia la generala de las conservas.

Mis dos libros de cabecera, para la ocasión, son estos que veis en la foto de varios párrafos más abajo désolé!!. El de la sra. Parabere (marquesa de teatro, María Mestayer Echagüe, prima del marqués auténtico) y una especie de Simone Ortega de los años treinta del XX, está súper bien. El pdf que tengo está conseguido en Internet y le faltan algunas páginas….todas las copias que andan circulando son del mismo facsímil…pero en cualquier caso es posible conseguir el libro de viejo a un precio pagable: unos 30 euracos.

El otro es un libro francés que es una delicia. Escrito por Auguste Corthay en 1891, también conseguible de viejo pero a un precio mucho menos razonable: unas 100 libras -no es slam, me refiero a 100 libras esterlinas del ala- si lo quieres en una primera edición.

Por supuesto desde el comité central de la ONG Por la cara y sin fronteras, os proponemos Gallica la web de libros digitalizados de la Biblioteca nacional de Francia donde, en la práctica, te puedes bajar, en pdf, casi cualquier libro que merezca la pena, a condición de que sea viejo y esté en francés, je!! :) y éste no es una excepción.

El viejo Corthay era un ex-semicocinero del rey de Italia dónde estará el último rey de Italia? que después de que lo despidieran se puso a recomendar a todo el mundo cómo se tenían que meter cosas en lata… el libro es inolvidable ..todo tipo de conservas… hasta las del ejército -ya hubieran querido la mitad los nuestros, en la sierra de Pàndols-, eso sí separadas entre las de la tropa y la de los oficiales; merece la pena bajarse el pdf sólo por leer el índice del libro.

El de la Parabere, pues en su línea de maleducancia; se nota que era la hija del cónsul de Francia en Donosti y estaba como muy por encima de la cosa ésta de las cocineras caseras, pero bien: recetas fantásticas, si lo podéis bajar o hacedos con él, no lo dudéis.

Como curiosidad os contaré que en el libro de M. Corthay se recomienda usar Neutraline como conservante.Bendito Neutraline, he buscado en Internet qué podía ser esta especie de ungüento mágico que permitía tener el pescado hasta una semana!! [sic] sin refrigerar. Lo más cierto que he encontrado, y bien enterrado, es que es -era- un conservante antiguo basado en una mezcla de hidrocarburos -verídico- yo creo que debía tratarse de una fórmula de los embalsamadores egipcios o de los almadraberos de Zahara. La lista de los aditivos y conservantes recomendados es épica leída en 2008…¡haced el esfuerzo y bajadla veréis qué risa!

Una vez fijada la base documental que me permite presumir de embalsamador con todas las de la ley -de Anubis en este caso- paso a explicar la movida madrileña.

Este año me había propuesto añadir al catálogo de momias, el salmón de criadero a ver cómo quedaba la cosa. Nunca he visto este pez en conserva, pero en los años en que están escritos estos dos libricos no debía ser extraña vista la profusión de recetas que se pueden encontrar.

Todavía no he probado ningún frasco pero soy un poco escéptico. No sé, la cosa, cuando la estaba haciendo, no me pareció como de ser un buen pescado para conserva, en fin…. on verra!!
[actualización a mayo 2010: el salmón salió muy bien, a mí no me gustó, pero la gente que lo probó, me felicitó muy efusivamente]

El salmón lo he hecho en dos variantes:

1.- lo que he llamado al natural, esta primera foto de más abajo antes de añadir el caldo y esterilizar, que lleva el pescado en crudo y un caldo a base de agua, cebolla, zanahoria, eneldo y sal

2.- y, en escabeche, donde el salmón está cocido previamente en aceite de girasol très, très doucement!! al oreo una mañana y después hervido en un caldito con verdura, vinagre y especias.

Éste que se ve aquí llevaba, cebolla, puerro, zanahoria, tomillo, orégano, laurel, pimienta en grano y sal, dos partes de agua, una de vinagre y otra de vino blanco (tomillo, orégano y laurel de mi huertico :)
El bonito tampoco tiene mucho misterio, la receta justa la encuentras pulsando en el link de conservas a la derecha de la página.

En lo básico es cocer un poco con sal, pimienta en grano y laurel y dejar reposar una noche…..sale de la noche como en la foto de abajo.

Se corta en trozos y a los botes: unos con el escabeche de más arriba y otros con aceite de oliva suave.

Los esterilicé -bonito y salmón- 40 minutos en olla express muy fuerte porque no quiero que muera nadie.

Y bueno aquí lo dejo…

Conservas caseras

Ésta es otra de las entradas que me quería traer de la noche de los tiempos -tengo otra más sobre conservas que quizá también traigo por si a alguien le interesa, no sé. Desde ahora, y hasta entrado septiembre, se puede comprar bonito para conserva, aunque suele ser mejor y más barato a partir de julio. Las dos recetas -de bonito y remolacha- salen muy bien aunque para las remolachas todavía hay que esperar un poco. Ya me contaréis qué tal :)

_____________________________

Miércoles 18 de octubre de 2006

fotos con mucho ruido, tengo un serio problema de iluminación en mi  cocina

Aquí están las que he hecho este año; de momento remolachas en una salsa bastante interesante y bonito en aceite que hice ya hace más de un mes y que me empiezo a comer ahora. La semana que viene, probablemente, haré, con una entusiasta del producto, unos membrillos y quizá también me anime, próximamente, con un paté de hígado de pollo y con algo de caza, ahora que está de temporada. Ya os iré contando.

El tema de las conservas caseras tiene su aquel. Verdaderamente no son muy difíciles de hacer ni tampoco la conservación en sí plantea grandes problemas pero el hecho de que si te equivocas tengas firmes papeletas de marcharte para el otro barrio le añade un cierto gracejo a la cosa ¿no os parece?

La cosa está en la esterilización de los alimentos, una vez cocinados y envasados, de tal manera que se impida la multiplicación de algunas bacterias -o de sus subproductos- dentro del recipiente cerrado y en el correcto sellado que impida la entrada de aire que a su vez permitiría la proliferación de otro tipo de microorganismos.

Las intoxicaciones son siempre fastidiadas pero las que se producen por alimentos en conserva mal esterilizados y correctamente sellados en sus envases lo son aun más. La más peligrosa, y a veces mortal, es lo que se llama botulismo; la causa la toxina que producen unas bacterias que pueden encontrase en los alimentos en conserva y que ¡mira tú por donde! pueden desarrollarse en ausencia de aire y que ¡mira de nuevo! sus esporas no se destrullen a 100ºC sino que aguantan hasta temperaturas de 115 y 120ºC. Hasta donde yo sé esta toxina es un neurodepresor que puede matar en horas sobre todo cuanto más mayor eres o estás y a más a más añade la gracia de que los alimentos contaminados ni saben ni huelen a nada raro y tienen un aspecto de lo más saludable. Por tanto quien quiera hacer conservas maison debe de ponerse las pilas con estas cosas.

el bonito en conserva casera parte la pana

El bonito en conserva es bastante fácil de hacer. Aquí lo podéis ver en botes de cristal con junta de goma que, aunque funcionan y son fáciles de encontrar -botes y juntas nuevas- me gustan poco porque son demasiado grandes y cada vez que abro uno tengo para varios días de pescadito.

El mejor pescado, y más barato, se compra de mediados de verano en adelante -hasta mediados de septiembre, diría- el de la foto me costó a 9 € el kg ya limpio de cabeza y tripas. Es interesante que le digas al pescadero que te corte las rodajas más o menos de la altura del bote porque si no vas a desmigar mucho el bonito o a perder mucho volumen de bote.

Lo hago así:

  • salo el bonito y lo dejo una hora o dos envuelto en el papel de la pescadería
  • lo pongo -en rodajas enteras- en una olla expres con agua -la justa para una media hora de cocción a fuego medio/alto- pimienta negra en grano -una media cucharada de sopa para 2 kg. de bonito y unas hojas de laurel
  • lo cuezo media hora -o menos- y lo dejo que se enfríe, sin abrir la olla, y que repose una noche
  • al otro día se van sacando trozos de bonito y limpiándolos de piel, partes más oscuras, si no os gustan, y espinas
  • se van colocando en los botes mirando de ocupar lo mejor posible el volumen y dejando los mínimos huecos y una vez llenos se completan, hasta 1 cm. del borde del bote, con aceite de oliva -en mi caso- que no tenga mucho sabor; también se puede hacer con girasol o con oliva virgen pero, en este caso, según mi modesta opinión, el sabor del aceite se carga la conserva
  • se cierran los botes cuidando de que las juntas de goma estén limpias y asienten sobre una superficie de cristal también limpia de restos de bonito y se meten en una olla expres; si los botes no quedan apretados dentro de la olla es necesario que metáis algunos trapos de cocina -limpios- en el fondo y entre los botes porque se mueven mucho en la esterilización y se pueden romper
  • no es necesarío llenar la olla de agua, necesitáis la justa para entre media y una hora de cocción a fuego fuerte
  • el tiempo de esterilización depende del tamaño de los botes, para 1/2 litro de capacidad no debe bajar de 30 minutos y un poco menos del doble para los de litro, y se cuenta desde que el vapor sale fuerte por la válvula; no se puede usar una olla convencional porque el agua no llega a pasar de 100ºC y para este tipo de conservas necesitas más temperatura, acuérdate de los bichitos
  • transcurrido el tiempo, se deja la olla sin abrir hasta que el agua se haya enfriado totalmente (totalmente)
  • es relativamente normal que cuando abras te encuentres que hay restos de aceite en el agua y por fuera de los botes: no pasa nada; cuando los empiezas a cocer el cierre todavía no es hermético y el calor hace que se salga algo de líquido, es al enfriarse cuando la diferencia de presiones entre el interior y el exterior del bote provoca efecto de vacío y sella la tapa, la prueba de fuego es abrir los botes una vez esterilizados y fríos: si el cierre está bien consegido no debes poder abrirlos con facilidad, es más no deberías poder abrirlos con una mano
  • si no se consigue el cierre, o eres tan forzudo que lo abres a base de tirar, rellenas con aceite -si hace falta- limpias junta y bordes y lo vuelves a esterilizar, no pasa nada
  • los botes se guardan un mes antes de empezar con ellos y se consumen dentro del año en que los has hecho -no alargues-
  • siempre es buena cosa dárselos a probar al gato o al perro antes de empezar a regalar a los amiguetes ja, ja, ja, ja!! y por supuesto ni probar la conserva hasta hacer una ronda de llamadas a ver si está todo el mundo bien; soy buena gente y nunca regalo conservas nuevas a los que peor me caen, siempre a todos por igual y que Dios reparta suerte, ja, ja, ja, ja!!

los botes de remolacha lucen menos en las fotos
La remolacha la he hecho, primero, para celebrar que he encontrado ¡por fin! dónde comprar botes como los que se usan en las conservas comerciales, porque los de cristal con palanquita no me gustan mucho, con todo que son súper fáciles de usar y encontrar, pero se guardan mal, se desaprovecha espacio dentro del bote, cuando conservas perdices o codornices se rompen al sacarlas, etc… que no me gustan vaya!!

Aquí el problema fue convencer al tipo que me las vendió para que me diera -pagando- el doble de tapas que de botes porque el fulano insistía, lógico, que a él se las vendían juntas, pero bueno por esta vez lo conseguí… ya veremos dentro de dos años.

Y en segundo lugar, porque me encontré una fórmula de adobo que me pareció exquisita -sobre el papel- y que sólo de leerla me empecé a relamer con tanto gusto, que los dioses me guiaron hasta el cazurro de los botes, porque me había prometido, a mí mismo, que no haría una conserva más hasta que encontrara frascos mejores, lástima que no los hubiera más chicos, como de 1/4 de litro.

Qué pena, también, no haberlo podido hacer con remolachas de mi huerto porque ¡oiga! ¡nada que ver! y eso que las compre biológicas i tot això.

Para hacer las remolachas empleé esto:

  • 1 kg. y 1/2 de remolachas ya cocidas (cocer y pelar betteraves es un coñazo de primera)
  • 200 gr. de cebolla cruda y cortada en medios redondeles
  • 1/2 lt. de vinagre de vino blanco
  • 150 gr. de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de sal -ojo ahí si las remolachas ya van cocidas con sal o si no te gusta muy salado-
  • hacer un atillo con una gasa y dentro poner: un palo de canela en trozos, media cucharada de postre de cilantro en granos, ídem de granos de cardamomo, ídem de pimienta de Jamaica -no tenía y no le puse ¿a qué sabe la pimienta de Jamaica? dos o tres clavos, media cucharada de café de nuez moscada  y un poco de guindilla

Y lo hice así:

  • en una cacerola poner todos los líquidos, el ato de especias y disolver la sal y el azúcar, llevar ebullición y dejar cocer, a fuego no muy fuerte, cinco minutos, apartar del fuego y dejar reposar veinte minutos
  • sacar las especias y echar la remolacha cocida y la cebolla cruda, hervir otra vez y dejar cocer otros cinco minutos con el fuego no muy fuerte -las remolachas sean frescas o ya cocidas se cuecen dos veces, una para pelarlas (no en el caso de las ya cocidas y peladas) y otra en la marinada-
  • con una espumadera o similar se van llenando los botes dejando un espacio de uno o dos centímetros hasta el borde y se cierran con las mismas precauciones que se ha explicado más arriba
  • la remolacha se puede esterilizar en una olla corriente, ahora te explico el porqué, tapada y dejándola hervir durante treinta minutos
  • se dejan los botes dentro de la cacerola hasta que el agua se haya enfriado totalmente y se pueden empezar a consumir a partir de las dos semanas, ya os contaré qué tal han salido.

Hay algunos alimentos y/o condimentos -como es éste el caso, espero :) en los que, en ambientes sin aire, no se desarrollan las esporas del Clostridium botulinum o de otros primos suyos -que de hecho son ubicuas, están presentes en todos los alimentos, en el aire y el agua, sólo que casi sólo germinan y viven en las condiciones gaseosas de una conserva, es decir sin oxígeno- y cuyas toxinas provocan el botulismo. No se desarrollan en las conservas hechas en medios alcohólicos, ni en medios ácidos, ni en mermeladas o conservas con grandes cantidades de azúcar y por ello en estos casos, como es el caso, no es necesaria la temperatura de la olla expres. Con los cien gradillos del hervor normal te cargas todos los bichitos.

Salud y… nunca mejor dicho :)