Archivo de la categoría: salsas

Carnitas de rabo de vaca

rabo con incisosJa, ja, ja, ja… mi vida es una vida de incisos, más incisos que los que tiene este rabito de vaca. Justo me voy a poner a escribir y estoy escuchando la radio del domingo por la mañana. Hay varios tíos y tías hablando sobre la soberanía alimentaria, los alimentos de temporada, agricultura local, intereses de la industria alimentaria, cuestión de género en la alimentación… etc. etc… y han llevado la discusión a un punto donde dicen que buena parte de los consumos absurdos de la actualidad –cerezas en diciembre o no sé qué yerbas que crecen al lado de las tumbas de guerreros mayas- se deben a la evolución manierista de los cocineros en los últimos años.

Entonces un tío tipo cultureta ha dicho –bueno eso no es del todo cierto porque tenemos muestra en Roma de esos comportamientos sibaríticos… y le ha contestado Abrahán García –el de Viridiana, que le manda un recuerdo a su ex pupilo-  –sí pero ya entonces esos platos eran una gilipollez… ja, ja, ja, ja, ja.

Bueno pues nada que yo quería escribir sobre el guiso de rabo de vaca. No sé cómo salió el asunto en una conversación con mi amiga A. No sé si iba a hacer yo o iba a hacer ella y el caso es que quedamos emplazados a hacer el rabo y comparar; además dio la casualidad de que lo comimos el mismo día a seiscientos km. de distancia :)

En el intercambio de recetas le decía que lo hago con una receta de un librito de El Caballo Rojo que es un resto de Córdoba, que visitábamos un par de veces al año, después se hizo muy de turistas y después dejamos de ir.

Siempre pensé que el rabo estofado era una cosa más bien andaluza –esta piba es de allí- pero A me dijo que ella lo hacía con una receta madrileña y me mandó el link de una página que decía que esa era la receta de MAD ¿? y que todos los bares de alrededor de la plaza de toros de Las Ventas la solían servir.

Ni idea, he ido una vez a los toros en esa plaza y a muchos conciertos de música. He visitado los bares de la zona –casi todos- pero a fuer de ser sincero sólo para beber cerveza y comer aceitunas, así que no sé quizá sea como contó A y contaba el link que me mandó y que ahora no encuentro.

Mi receta es un estofado corriente que se guisa con algo de oloroso o algún vino rancio. La de A –encontrarás muchas similares si lo buscas en Google- se parece más a un civet sin sangre con una noche de maceración en vino tinto.

Es una receta con sentido para una carne difícil como la del rabo. Una vez, mira tú, que veníamos de los toros, y bastante perjudicados, me volví a mi casa por una pista de tierra para evitar a los picoletos y matamos una liebre vieja –siempre se van los mejores- del tamaño de un perro pequeño, tenía los cojones como avellanas de grandes… la peló mi madre, la tuvo tres días colgada al fresco, la congelamos y estuvo congelada meses. La hice civet.

civet [sivD] n. m. 

• 1636 « ragoût aux cives »; civé XIIe; de cive  

¨ Ragoût (de lièvre, lapin, gibier) cuit avec du vin rouge, des oignons. Lapin en civet. « On servit un civet de garenne avec une sauce au sang battu » (Quignard). Civet de chevreuil, de marcassin.

Dice que civet es un guiso de carne de caza con vino tinto y cebolla, cive es cebolla y ragôut es guiso.

La liebre la guisamos, la probamos y la tiramos. Con mejores productos el civet es una buena manera de guisar.

La verdad es que el rabo es una de las piezas –para mi gusto- más sabrosas del vacuno, creo que se puede comer casi sin condimentos.

Tiene varios problemas. En los híper te suelen dar el palo a unos doce euros y medio el kilo en bandejas de tamaños variados, te pueden entrar trozos grades, trozos pequeños e incluso despojos de varios cadáveres. En carnicerías lo puedes encontrar, ya en trozos, a unos siete u ocho euros pero no puedes elegir los trozos y suelen venir con bastante grasa.

rabo congeladoEse es el otro problema de este corte: que es súper grasiento y si no lo limpias bien te sale un estofado con una salsa como el hormigón. A veces lo que hago es hacer el guisote, retirarle todo lo que no sea rabo, pasarlo por la trituradora, enfriarlo, quitar la grasa y terminar el cuento el día siguiente.

Lo hago frecuentemente. El guiso no tiene más secreto que no cejar hasta que la carne se separe bien. El viernes leí en El País  un suelto sobre la OTAN de la Edad Media y cocían a los muertos para mandar a sus casas solo los huesos. Lee un apartado al final del artículo que se titula: Un corazón colgado del cuello. Ten en cuenta que a Horacio Nelson, que se lo frió un gabacho en Trafalgar, lo mandaron para el Reino Unido metido en una pipa de aguardiente. Llegaría como el lagarto de los chinos imposible estofarlo.

rabo deconstruidoMás o menos así te debe quedar el rabo de vaca, como el bueno de sir James Douglas, que se despegue la carne ja, ja, ja,ja.

Una vez despegada la carne, creo que se abre un mundo de posibilidades que no pasa necesariamente por el estofado… desde croquetas a canelones, carnitas, fría con salsas templadas o calientes, con gelatinas blanditas, ropa vieja… etc.

La vez del concurso con A lo hice convencional por el poco tiempo que tenía para la ejecución. También lo había hecho al vacío. Al vacío no me salió muy allá el guiso, pero es muy cómodo.

rabo al vacíoEntonces lo primero a enfrentar es dónde agenciarse un buen rabo de vaca, yo opté, después de varios timos en el Hipercor, por comprarlo congelado a seis euros y medio la pieza, rabo grande o rabo pequeño con mucha grasa o sin grasa, lo que quieras.etiqueta

etiqueta Vaca –en el embase dice buey- nacida en Austria, muerta en Austria, despedazada en Holanda vendida y comida en MAD… globalización. Y yo bastante listo, en vez de una foto dos.

Pero, descongela bien, puedes elegir la pieza que quieras, si te aprendes dónde están las coyunturas se corta muy bien y queda hasta bonito en crudo :)rabo descoyuntado

Como me parece que la carne puede comer sin nada, directamente la cocí con una vuelta de pimienta negra y unas hojas de laurel y salió lo de más arriba.

Los huesos los coloqué bien en una caja y se los mandé a la mamá vaca en Austria a la vez que denunciaba ante los maderos  al destripador holandés :( La foto me recuerda a una peli de Liliana Cavani.

Yo me lo hubiera comido rehogado con media cabeza de ajos asados…ajos asados

y una cucharada de pimentón pero ahí le quisimos hacer un homenaje preliminar a nuestra amiga Fernanda… y lo rodeamos de condimentos mejicanos que supongo que para ella significarán lo mismo que para mí un arroz al horno con salchichas de Frankfurt como tropezones :(

Pero en fin mi hijo se había comido el mole corriente a cucharadas así que lo hice con este otro que es tipo amargo y chocolatoso más que salado y picante supongo que es Pipián rojo. Con caldo de cocer el rabito.mole pipián

Le hicimos también un guacamole…para guacamole

… unas judías negras guisadas con cebolla y un par de chicharrones…judias negras guisadas con cebolla y chicharrón

… y unas tortillas de trigo compradas y pasadas por la sartén.tortillas de trigo

Y eso fue todo, bueno no, también comimos unas verdolagas encurtidas :))ensalada de verdolaga encurtida

Y bueno, pues hasta otra querida.

Bss.

Bacalao con tomate

bacalao con tomate y pan fritoLe preguntaba a mi amigo G que qué plato, le parecía a él –más allá de la tortilla de patata… fíjate que ni le digo tortilla española- que nos caracterizara como pueblo –a los españoles- si es que los españoles existimos y si es que a un conjunto de peña se le puede caracterizar por una comida.

Si me hubieran preguntado a mí a lo mejor hubiera dicho la paella –quería decir arroz guisado en paella- pero eso casi que caracteriza más a los guiris como panda de incontrolados en cualquier plaza o paseo marítimo, que a nosotros.

Parece –o estos días venían diciendo- que la tontería de España funcionaba porque existía la monarquía… más allá de eso todo empezaba por des o por in, con lo que no era –es- aconsejable conjugar ningún verbo que comience por ab y si es de la primera conjugación, además de desaconsejable, es una imprudencia.

Hace poco escuchaba en la radio a uno que había ganado en concurso mundial del mundo de tortilla española. Me parece recordar que era de Galicia ¿Betanzos? y hacía la tortilla sin cebolla, con las papas refritas y el huevo poco cuajado… pero no crudo.

A mí –que soy bien de MAD, sin que eso implique que sea enemigo de nadie de otro pueblo que empiece por B, por ejemplo Betanzos ;) me gusta con la papa casi cocida, el huevo crudo y cebolla. A una que trabaja conmigo, si ve una pizca de huevo sin cuajar le dan arcadas, no tiene opinión sobre la fritura de la papa ni sobre la cebolla. Otra que viene por casa frecuentemente no soporta ni verte picar cebolla.

Si te lo llevas al campo de tus conocidos seguro que vas a encontrar que no existe acuerdo sobre cómo es cómo es la receta de la tortilla y ni siquiera si simplemente se llama de patata o hay que añadirle española después de tortilla ¿?

Si ni en el caso de la tortilla nos ponemos de acuerdo –personalmente no considero Betanzos, o Galicia, como cuna apropiada para la tortilla española– cómo coño vamos a hacerlo sobre la marca España, la monarquía, el balonmano, los amantes y las amantes, la caza, las cuentas en Suiza, los sobresueldos, las ruedas de prensa, las mociones de censura en Ponferrada, las dimisiones, los ERE del golfo de la cocaína, la elección directa de los diputados, la inspección técnica de vehículos, Oriol, Jordi, el Palau, la reforma de la Ley electoral, las pagas extras, Bankia, los Juegos Olímpicos, las preferentes, Ánguela Merkel, el copago de la Sanidad, el precio de la gasolina, los inmigrantes y los emigrantes, la edad del matrimonio, el IVA, los millones de parados, el inglés o el alemán, la sra. Aguirre, los contrabandistas o, ni siquiera, si Felipe tiene que ser Sexto o González, puff!! qué hartazgo! parafraseando a aquel poeta andaluz: qué hacer si abres la puerta y se mete todo esto dentro y cierras y se te queda fuera un dedo :((

Estamos metidos en un buen lío. Hace tiempo que me pareció que podían ser los callos la comida que nos uniera a todos; ahora me parece que ni cuajando la tortilla pegamos esto.

menudo morro duroUna de estas noches decía el Presidente Rajoy que la actuación del monarca el 23-F demostraba el vigor de la institución –priapismo me parece que le dicen a eso. Hace más decía otro –Margallo creo que era- que la imputación de la Infanta dañaba la marca España… robar joder! robar es lo que daña la marca, si es que esa puta marca existe.

chorizosNo sé a quién le contaba que mi amiga C nos invitó a un aperitivo ilustrado por su cumple y gastamos un buen rato de charla –mi hijo debió flipar- en hacer cuentas de cuánto nos quedaba para jubilarnos.

Si tuviera que definir –ya te dije al principio que de un tiempo a esta parte lo que no empieza por in empieza por des– desesperanza, creo que usaría esa conversación para inspirarme. Pero bueno, quizá el domingo se arregle algo o si no el próximo… siempre hay futuro ¿no?

Nada, que volvía yo de Úbeda –de una excursión a los cerros de esa localidad- pensando en qué comida nos haría a todos el papelón adhesivo de la monarquía… visto que la tortilla de patata ni al propio escritor convence.

Te imaginas?? un gran crack nacional y que nos quedáramos todos unidos y solidarios exclusivamente por nuestro amor –ya habrás leído el título del post- al bacalao.

Y si lo piensas, no es una cosa carente de sentido. Si haces un repaso por toda la Península –incluidos nuestros primos portugueses que, o mucho me equivoco, pronto serán hermanos- no parece que el pescado seco sea del desagrado de nadie… hasta de los que se lo podrían comer fresco; quizá el desacuerdo venga de la forma de prepararlo pero: todos somos imperfectos.

tajadas de bacalao caritasConste que en casa, cuando lo comemos, es fresco o desmigado tipo ajoarriero porque joder, para ser un país en el puto furgón de cola de la UE, tenemos gustos caretes: al precio que va el bacalao seco una fuente para cuatro, con alguna tajada que merezca la pena, no te baja de los veinte euros.

recetas de bacalaoBonito el libro éste del bacalao, es de 1936 con ilustraciones de Penagos, nuestro Toulouse-Lautrec; el mío es un facsímil y alguna vez lo he visto, sin estrenar, en montones de barato… sólo por los dibujos merece la pena. Dicen que hizo gráfico un nuevo tipo de mujer que hasta entonces no se había dibujado.nuevo tipo de mujer

Había leído, cuando lo compré, que el conjunto de recetas procedían de una recopilación de consejos que venían en los envases de bacalao de unos almacenistas vizcaínos, tipo las recetas del dorso de las cajas de puré de patatas o de los congelados. Ahora no encuentro la referencia.

Las recetas son muy sucintas, la mayor parte de las veces y algunas confusas, por ejemplo: dos jícaras de aceite ¿? no sé si grandes o pequeñas… porque al final la jícara es un vaso de loza y también los aislantes de porcelana o cristal de los palos de la luz –tengo una pequeña colección de esta clase de jícaras.

Pero vaya, como repertorio de recetas de bacalao no tiene parangón, desde las más sencillas a monumentos rococó. Si lo que te mola es la filosofía y la grandilocuencia te recomiendo éste otro de Mark Kurlansky, entretenido e interesante para un tema tan pedestre como el del bacalao.

el autor súper afín con el independentismo vascoCuando se jubiló mi padre –debió coincidir con el debut televisivo de Karlos Arguiñano- me contó que había visto en la televisión a un fulano que decía que la salsa del bacalao con tomate en realidad se hacía con pimientos secos y galletas… nunca vi a mi viejo con un artilugio de cocina en la mano, pero aquello debió causarle impresión porque había tomado nota hasta de la receta. Creo que la hicieron y no les gustó, nadie les dijo que aquello era bacalao a la vizcaína.

poco hechoYo ni idea; si tuviera que hacer un bacalao con tomate… que a efectos de acuerdo parece bastante más neutro que a la vizcaína… rebozaría bacalao en harina y huevo y prepararía un tomate frito con cebolla y un diente de ajo. Terminadas ambas cosas, le daría un hervor al conjunto, lo dejaría templar y me lo comería mojando pan y bebiendo una cerveza fría. En este caso me ahorré el hervor porque al orco no le gusta el tomate mezclado con la comida. Él es así.

La comida de la unión. No me digas que te tengo que explicar, con más detalle, cómo se hace.

Y que Dios nos proteja porque como lo tengan que hacer otros, incluidos nosotros mismos a través de nuestros representantes electos, apañaos estamos.

Beso y suerte.

Pierna de cordero con salsa de menta

Tenía que llegar. Las cosas siempre llegan aunque como a Woody Allen te hubiera gustado no estar en ese momento. Pero así es la vaina. Mañana a currar.

¡Había empezado el mes con tan buenos propósitos! Ahora miro atrás y me doy cuenta de lo gañán que soy. Incluso esta misma semana creí que podría enmendarme y cubrir el mes con cierta elegancia ¡unos c*j*n*s! se hace realidad lo de empezar una nueva caja de cosas pendientes, y lo peor de todo no es eso sino que soy tan tonto que en vez de –como me conozco… no te creas que es ni la, ponte, cuadragésima quinta vez que me pasa- declarar desde el primer día que, no sólo no voy a hacer nada sino que estoy encantado de haberme conocido y que ya saldrá el sol por Antequera en septiembre… me paso agosto haciéndome mala sangre de lo que paso del curro que me traje a casa :(

Escribo desde la hamaca –por hacerle honores al último día- y me viene a la memoria una carrera, jugando en mi barrio de cani, la última tarde de vacaciones y pensando lo jodido que iba a ser el día siguiente sin haber hecho los deberes que me habían mandando; teniendo en cuenta que los deberes de los que hablo eran unos cuadernos Rubio, estarás conmigo en que sé de lo que hablo :))

Eso sí, en esta última semana he cocinado un montón, sobre todo –casi en exclusiva- conservas caseras, algunas muy ricas y poco comunes. Ya te iré enseñando.

Pues eso, que esta mañana, por fin, dije que mira que para lo que me queda en este convento paso de todo… me he ido a por el diario a las ocho, he comprado unos cruasanes y me los he leído mientras me comía El País en la terraza.

He hecho pan de escanda, dorado y rico, y me he deshuesado una pierna de cordero que me estorbaba en el congelador, he sacado unas papas crema del huerto, nos hemos comido el conjunto con mojo rojo y salsa de menta –también del huerto- y me dispongo a dormitar en cuanto termine de escribirme este post y rezando para que a mi hermano no se le ocurra darse un rulo por casa para enseñarnos no sé qué cachorro de perro que me tiene loco con el asunto. Como se piense que le va a encontrar aquí una familia de adopción, lo tiene claro.

Lo de las piernas de cordero con hueso es una deformación española producto, probablemente, de no haber tenido una Ilustración comme il faut! yo creo que no hay ninguna civilización que se atraviese eso –y menos si es tirando a grande- sin deshuesar…  al final terminas comiendo tendones, grasa y carne elástica como si te estuvieras papeando a Nadia Comăneci.

Mucho más civilizado, e ilustrado, es sacarle todo lo que le sobra, recortarle las piltrafas para hacer unas albóndigas o una buena musaca, enrollarlo, atarlo, asarlo y comértelo como si fuera rosbif  y eso hice… con mucho curro porque no te pienses que deshuesar bien un gigot es fácil… mira este pavo

Pero con paciencia –y eso que mi pierna estaba mucho menos pareada que la que usa el man– una cerveza y cuchillos afilados, al final todo llega… aunque te apetezca no estar presente ;)

El mojo rojo liofilizado de Canarias así que bien, bien no te sabría decir qué lleva. La salsa de menta sí.

Te agarras unas hojas de menta –en mi caso yerbabuena que no estoy muy por la labor de lo que comen los ingleses- y las pasas por una trituradora con vinagre suave, un golpe de aceite, sal, azúcar, un par de rebanadas de pan para espesar  y un rien de pimienta. Listo, a la nevera una horita y a comer con el cordero.

Puff!! no sé qué va a ser de mí este otoño.

Hojas de parra rellenas de arroz y lentejas y acompañamiento de salsa de yogur. Comida de subsistencia

imageDicen que terminan las vacaciones. Ya veremos. Empecé la fiesta con buenas, y muchas, intenciones pero a medida que avanzaba el mes  mi yo procrastinador se me apoderó y no he sido capaz ni de abrir la mochila con los papeles atrasados de la oficina. Si consigo pasar otros treinta días más sin abrirla, los tiro todos a la basura y empiezo nueva colección de asuntos pendientes.

Yo creo que verdaderamente las vacaciones empiezan cuando no sabes ya ni qué hacer –aparte de dormir siestas- y dudas sobre el día de la semana… sé que estamos a últimos porque esta tarde he oído la radio y salían las ministras dando el parte de las últimas maldades que el Gobierno ha planificado para nuestro bienestar. Esos ya han vuelto al trabajo.

El sitio donde estoy de vacaciones está bastante bien. Según la marca de celular que tengas –la mía por ejemplo- no tienes línea y de Internet ni hablamos… de hecho este post –si al final lo consigo- lo publicaré con un teléfono de última generación, desde lo alto de un cerro y después de hacer cinco o seis intentonas para subir las fotos. No te pienses que estoy en alguna montaña o valle lejanos, no, no, estoy a –no llegan- unos ciento cincuenta kilómetros de MAD.

A veces, cuando vengo aquí, me gusta jugar a la supervivencia. Por ejemplo: cocinar sólo con lo que tiene mi madre en casa –el otro día hice unos macarrones con la fecha de caducidad escrita en números romanos- lo cual, vistas las costumbres de mi vieja –en lo que se refiere al almacenamiento y conservación de alimentos- no deja de ser un ejercicio de entre ruleta rusa y consumo de setas alucinógenas… y, otras veces, sólo con lo que me pueda conseguir por el pueblo… más difícil porque aquí ya casi no hay tiendas y me toca hacer un tour por las casas de las vecinas a pedirle a cada una, una cosa.

Por ejemplo, la semana pasada me hice unas migas, para dos, con una cabeza de ajos que le pedí a una, un poco más de media barra congelada que le pedí a otra, dos chorizos y un trozo de panceta que compre en una gasolinera, agua del caño, uvas de mi parra y aceite de debajo de la pila de mi madre :)) era la primera vez que las hacía y salieron muy buenas.

Medio en coña medio en serio, pero sí, cuando paso días seguidos aquí, y según se me van acabando las dos o tres bolsas del Hipercor que me traigo, voy ajustando la carta del menú a lo que comen aquí… quizá por mi de_formación gastronómica, un poco más elegante pero al fin y al cabo los mismos ingredientes guisados de otra manera. Cosa y casa de pobres.

Antes de ayer hice cambio de unas lentejas de la zona –marca Estón, semillas de Canadá pero criadas aquí- por un medio conejo –un conejo pequeño de esta temporada- que maté con el coche la otra noche y que no me apetecía pelar. Se lo regalé a mi vecina y me regaló las lentejas :)

No sabía muy bien cómo honorarlas y, tumbado en la hamaca – a ver si sabes lo que estaba mirando- me acordé de la gracia que le hizo a una amiga encontrase en Internet una receta antigua mía de hojas de parra rellenas… se me ocurrió rellenar las hojas con lentejas.

Desde luego más barato no puede ser: unas hojas de parra, una taza de café, cani, de lentejas, ídem de arroz largo, medio limón, sal, aceite, un diente de ajo, un pepino y agua… yo creo que no me dejo nada, ah sí!! un yogur corriente.

La otra vez que las hice, las hojas, eran de conserva comercial. Fabricadas en Siria. Mañana o pasado a ver si puedo y hago un frasco viejo que tenga la doña por la casa, de hojas en conserva por si, ahora que están de temporada, te apeten para este invierno.

Ahora, viernes a las cinco, están dando los resultados del Consejo de ministros de esta mañana. Me parece mentira la poca formación que tienen los periodistas y el ejercicio de confusión que están montando con la vaina de los contratos de arrendamiento. Ja, ja, ja, ja!! la tía que está dando la noticia en RNE se está metiendo en un jardín …

Pero más gordo que eso es lo de los famosos cuatrocientos pavos para los parados de larga duración.

Esta mañana la ministra Pastor ha consagrado otra de las revoluciones sociales a las que nos tienen acostumbrados los últimos gobiernos: la previsión social basada en la familia.

Sí, sí, como lo oyes. Si vives con tus viejos –o con tus abuelitos- y si ellos ganan ocho mil euros –la cifra es de la ministra y en realidad lo que quería decir es más que el salario mínimo- tú no puedes cobrar los cuatrocientos que han renovado esta mañana. Aunque tengas un NIF diferente, hagas tu declaración de la renta, tengas más pelos en los huevos que tu padre y vivas circunstancialmente con ellos porque te has quedado sin curro.

Y encima, si no has cumplido con tu obligación legal –empadronarte en tu domicilio real- premio!! no pueden demostrar que vives con tus viejos y si sí, no cobras :(( uno de los habituales brindis al sol de nuestros gobernantes.

Oiga!! y si vivo con mi novia –o con mi novio- en un puto piso de doscientos metros que nos paga el padre –o la madre- de ella –o de él- tampoco puedo cobrar el subsidio de los cuatrocientos?? Y  si en vez de irme a vivir a casa de mis viejos, me he ido a vivir con los de mi mujer –o mi marido- también influyen las rentas de ellos en que cobre o no los cuatrocientos???

Nada, nada, ahora vamos a hacer como los chinos –o como nosotros hace algunos años- tenemos veintiún o veintidós  hijos –o hijas- y a ver si entre los veintitrés o veinticuatro sacamos adelante a alguno –o a alguna- que llegue a Subsecretario –o Subsecretaria- y si tu viejo –o tu vieja- piden un crédito y no lo pagan, tú –como vives en su casa- te tienes que hacer cargo del pago o, si ya habían ido a la cárcel, por estafadores, y mueren antes de cumplir la condena, te la terminas tú porque: la responsabilidad es familiar, como cuando Dickens… encarando la segunda decena del segundo tercer milenio. Hay que joderse!!

Mira me pongo de los nervios, y no por la situación –que es cutre- sino por el puto bajo concepto que tienen de todos nosotros –y nosotras-

Venga las hojitas, homenaje a Grecia y a la vida humilde que vamos a llevar de ahora en adelante –si es que no la llevábamos ya.

Agénciate unas hojas de parra. En la misma parra encontrarás de varias clases. Unas te podrán tapar, bien, tus partes y otras están mucho más hendidas.

Depende de lo que vayas a meter en el relleno te vendrán mejor unas que otras ¿Sabes lo que te digo? que agarres las que tengan las tetas más gordas y, si eres gallego –o gallega- agarra una de una clase y otra de otra.

Las lavas bien, les podas los rabitos y las pones en una olla con agua y sal, mucha. Las cueces como si estuvieras cociendo acelgas… a fuego lento, lentísimo. Cuando estén –unos diez minutos- las dejas enfriar tapadas.

Para usarlas, les cambias la salmuera por agua clara y las dejas como una hora. Las sacas y, con cuidado, las extiendes en un plato –o similar- y las rellenas con lo que te pete.

Si tú, como yo, también quieres hacerle honor a unas lentejas, las remojas y vas poniendo en cada hoja una cucharada de café –escasa- de lentejas remojadas y otra de arroz largo seco.

Cierras las hojas con un movimiento entre hacerse un porro y un paquetito de alguna cosa y las colocas en un cazo lo suficientemente pequeño como para que te queden todos los paquetitos de lentejas y arroz más bien apretados.

Cuando hagas los paquetes tienes que tener en cuenta que –sobretodo- el contenido tiende a crecer dentro de la hoja.

Cubres el conjunto con agua, un chorro de aceite de oliva, un chorro de limón y un plato boca abajo para que no se te abran los paquetes. Cueces unos veinte minutos a fuego suavísimo lo apagas y lo dejas templar dentro de la olla. El arroz se beberá el líquido que te sobre.

Pon atención a varias cosas: 1) en algunas partes del cuento sentirás que debes añadir sal, hazlo pero ten en cuenta que las hojas de parra las has cocido en salmuera 2) el arroz y las lentejas son malos compañeros en cuanto a tiempos de cocción si usas –como yo- aguas muy cálcicas… el arroz se hará y las lentejas no, o él se pasará para que ellas estén, te recomiendo La decisión de Sophie y 3) te parece que ese relleno es gagá y que el plato te quedará insulso??? hazlo y escríbeme para contarme.

Si quieres –fácil-  puedes hacer una salsa de yogur para acompañar. Te agarras un pepino, un diente de ajo y una hoja de yerbabuena; lo pasas todo por la batidora y lo dejas escurriendo en un colador. Cuando haya soltado el líquido lo pones en un bol con un yogur sin azúcar, un chorrito de limón y otro de aceite de oliva, lo meneas con un  tenedor y a la nevera hasta que la uses… para temas salados lee un poco más arriba. Si el yogur que tienes es griego, puedes hacerlo de tirón en el vaso de la batidora.

Venga, hasta otro día que hoy estoy enfadado.

Papas de Sanchinarro –MAD-

Pues aquí están las primeras, casi coincidiendo con la luna nueva de julio. La semana que viene estarán mucho mejor ;)

Puestas -sembradas- el día de los reyes de 2012 con semillas –cortesía de I+D- de TFN y con un aspecto tan poco prometedor, en abril, como éste. Aunque después la cosa cambió algo…

En fin conjunción de los planetas y, este año, sin un bicho. Yo creo que entre grandes y pequeñas debo de tener medio saco escaso. Lo que ves en la foto es el resultado de dos plantas de las más pequeñas. Esto engaña pero tengo la esperanza de que las mejores plantas den mejores resultados.

Así quedaron una vez lavadas.

Y, éste fue el resultado final; cocidas no arrugás, con una chuleta de buey de Irlanda –bendito país- y un poco de mojo rojo casero: cominos, guindilla, ajo, pimentón y orégano… todo bien molido y a tu gusto. Lo pones con aceite de oliva, agua, vinagre y sal y… bien batido.

Beso, gracias por la simiente.

Au

Catalonia is a little country between France and Spain…

… nunca puedes hacer nada malo. Siempre te pillan. Hagas lo que hagas, siempre hay un o una gilipollas  que está al corriente y termina cantando.

Hace un rato hablaba con una amiga de una –una- foto ignota en la que salgo yo en una –otra- de mis muchas movidas y le decía: joder! verás como un día salga Presidente del Gobierno –de España, me parece que le dicen ahora a esa vaina- seguro que sale algún gil con esa foto que a lo mejor tiene treinta y cinco años. Seguro. No me voy a presentar por eso.

Me parece que alguna vez te he contado que estuve trabajando en BCN a finales de los ochenta del s. XX y hasta el 96 o así. Tuve la suerte de participar –fuertemente- en la preparación y el desarrollo de los JJOO y como premio me invité –mafias de por medio- a la ceremonia de inauguración.

Claro era una época de nula presencia informática. Crees que puedes pasar desapercibido en cualquier parte… puff!! menos mal que lleve a la mamá del orko de acompañante porque a las nueve de la mañana del día siguiente me estaban llamando para decirme que salíamos en tal momento de la retransmisión.

Mira que he visto veces el VHS… un segundo de no sé las horas de retransmisión… si ves el vídeo del youtube del fragmento en el que habla el alcalde de BCN, en el minuto 4:33 se ve un plano del público; yo no sé si dura tres segundos… pues tronca había gente pendiente, tu no me conoces pero allí estoy yo, mi jefe, su mujer, la mamá de mi hijo, un compi de la ofi y en un vídeo en alta se vería también al resto del grupo… un segundo!!  La peña está en todo. Creo que fueron los hijos de mi jefe.

Por cierto ¿alguien sabe dónde o cómo agenciarse –o me puede proporcionar uno que no provenga  de un VHS- un DVD de la ceremonia? pagaría la información con pasta… conservas no botúlicas, jabón, pan… pide por esa boquita.

Coño!! visto ahora, en la distancia, qué buen discurso hizo el Pasquis;  al menos la parte en catalán y en castellano están bordadas de contenido y eso que el tío era bien sopazas hablando.

Pues sacaba todo esto a colación porque por aquellos días la Generalitat… bien tapada, sacó una campaña que venía a decir –decía- lo del título del post: Catalonia is a little country between France and Spain… Catalonia is not Spain… Freedom for Catalonia, con un mapa muy característico que ahora no encuentro por ninguna parte.

Bueno, no dejó de ser  una nota de color. La consigna era que todo el mundo llevara a la inauguración una senyera… después se encargaron estudios sobre la percepción que los extranjeros habían tenido sobre el asunto. Abrumadoramente, tanto entre la gente que había estado en el estadio como entre los que lo habían visto por la tele desde sus casas desde Luxemburgo hasta Singapur, no distinguían la bandera de España de la de Catalunya ¡¡!! hay que ponerle la estrella joer!!

Y… nada, el tiempo fue pasando y sobre todo aquello fue cayendo el manto del tiempo y, como sobre el anillo, la historia se convirtió en leyenda, la leyenda en mito y durante todo este tiempo el asunto pasó desapercibido hasta que embaucó a un nuevo dueño, la criatura Gollum, que lo ocultó en las profundidades de las montañas nubladas […] hasta que, cuando se presentó la ocasión, abandonó a Gollum; pero algo ocurrió al margen de la voluntad de la Generalitat y el affaire fue retomado por la criatura que menos cabría esperar… Tintín ¿¿?? sí joder, Tintín.

Mira…

También por nosotros, el otro día nos regalaron la peli de El secreto del Unicornio… te confieso que la he empezado a ver tres veces y sé cómo termina –salvo que el sr. Spielberg haya hecho cambios-  porque leí el libro hace años pero las tres me he quedado frito.

No obstante lo anterior, tanto a mi hijo como a mí hubo algo que nos llamó la atención –te has dado cuenta de eso?? –sí, vamos a verlo fotograma a fotograma  efectiviwonder… el orko: ¿te das cuenta papi? han juntado Marruecos con el Sahara occidental mira… [tierna opinión] –no jodas tron lo que han hecho es extender Andorra hasta Tortosa y además han pillado Catalunya norte, mira…

… si lo quieres ver en el vídeo mira desde el minuto 1:04 hasta el 1:08; hay que ser rápido de reflejos porque es, casi, un puto fotograma  :)) somos finos mi chaval y yo… aunque cada uno perciba en función de sus expectativas, ja, ja, ja, ja, ja, maulets infiltrados en Hollywood, felicidades por el curro espías ¿alguien se fijó antes? o  no trabajáis a Tintín :))

Belgas, maulets, gringos, nosotros… qué ponerle de comer a toda esta peña: para los belgas mejillones, para los gringos aros de cebolla, para nosotros… bueno, vino de Zamora –yo creo que hará bien el papel- y para los agentes de la gene qué… pues salvitxada que está bien buena.

Mejillones. Mi hijo no puede ni probarlos ayer le tuve que, casi, zurrar para que se los comiera, recurrí al viejo truco del pasapuré y le hice unos mejillones rellenos y gratinados con salsa mornay.

Los mejillones no tienen misterio, picados bien finos y rehogados con ajo, cebolla y un poco de pimentón.

La salsa mornay es una variante de la bechamel, se hace igual y al final le añades una yema de huevo y un par de cucharadas –en mi caso- de parmesano rallado, nuez moscada  y un par de vueltas del rulo de la pimienta. Tiene la ventaja sobre la bechamel habitual de que gratina mucho mejor pero a efectos de meterte menos grasa que unos mejillones hechos a la belga, pues pizca más o menos.

La cebolla frita, pues cebolla frita rebozada en harina como si fuera tempura… hace unas semanas tenía calçots –tipo- de mi huerto pero los gasté con otra salvitxada que me salió mal.

La salvitxada es la salsa, contra lo que los madrileños creen, que se come con los calçots.

Aquí se piensa que en Catalunya todas las salsas que se comen son romesco. Tienen varias diferencias; la primera, y más sustancial, es el nombre: una es salvitxada y la otra romesco. Obvio.

Los ingredientes son similares pero el romesco –que se hace de una manera diferente en cada casa- lleva romero –como su propio nombre indica- y además pimienta… cosas que le sobran a la salsi…etc ;)

Para esta vaina necesitas unos tomates y unos ajos asados. Un par de pimientos o ñoras secas y remojadas. Un puñado de almendras tostadas y otro de avellanas ídem. Un par o tres de rebanadas de pan frito. Aceite, vinagre, sal y si te falta líquido un poco de agua. Si quieres le puedes añadir un diente de ajo fresco pero ojo y no la cagues como yo la otra vez, porque te quedará muy picante y esa vaina no lo es.

Todo a la picadora y cuando tengas una salsa fina pasas todo por la passoire chinoise y au!!

Conservas caseras. Escabeche de conejo en conserva

Qué lástima de receta para el concurso de comida silvestre de la sra. Jonjo. Hice el pacharán con tanta ilusión… llegó una justiciera –o justiciero, que esta semana la cosa va de travestidos- y me jodió la entrada con los comentarios, en fin: gajes del oficio.

Pues nos fuimos a pasar parte del puente de los Santos al campito. Básicamente a terminar de cerrar la casa: vaciar cañerías, recoger hojas y manguera, quitar baterías de vehículos campestres, traerle a Gusete papel para hacer magdalenas de cajeta… pero también a la presentación del libro que ha coescrito una de las gorronas habituales de mi cocina que está haciendo méritos para sacarse el doctorado y quedarse de profa en la Facultad.

Nuestro campito tiene una particularidad que no es que no se moje cuando llueve, que se moja como todos, poco porque llueve poco, sino porque celebra dos veces el día del Corpus. Una vez la que toca y otra el 27 de octubre. Así que son unas fiestas de Santos curiosas, porque mientras unos ponen flores y velas, otros van por la calle detrás de la charanga y hasta el culo de zurra –una especie de sangría, allí de vino blanco, que es una mierda.

Esa fiesta se celebra porque, parece ser, en algún momento indeterminado del tiempo –pero del tiempo pasado- una enfermedad –también indeterminada- machacó a todos los pueblos de los alrededores menos a mi pueblo. Bien, bien, nadie –confiable- sabe de qué se trató el asunto, pero lo más seguro es que se tratase de unas fiebres tercianas, también conocidas como paludismo, que, por si no lo sabías, hasta casi la mitad del siglo XX fue frecuente en España, por ejemplo en los años treinta era endémico en zonas de Castellón.

La cosa es que estos –nosotros, porque según me enteré en la presentación del librico de marras mis apellidos ya estaban allí en la época del censo de Floridablanca y de hecho el primer alcalde registrado del pueblo, en el siglo XVII, se llamaba igual que yo y que el orco, espero que no fuera muy facha… ja, ja, ja, ja!!! casualidad, porque no me llamo manolo, pero casi, y mi primer apellido y la familia de mi viejo son  aragoneses de origen y no tienen nada que ver con ese pueblo- en fin, que sacaron al Santo en procesión, no sé si el Corpus tiene consideración de Santo, y se libraron. Desde entonces lo celebran, con gran éxito de público y crítica porque es temporada de ninguna competencia con otros sitios de la zona, que están más por los muertos que por la zurra :))

Yo supongo que el Santo haría lo suyo pero, vaya, estos se libraron porque en vez de vivir en una vega, vivían –y viven- en lo alto de un cerro y los mosquitos paran más por el carrizo que por los cerros.

Claro, si de cani hacías cuentas como una loca o loco y ahora eres ingeniera o ingeniero, quizá no sepas que en aquellos años casi toda Europa era un puto lodazal, las Tablas de Daimiel llegaban desde Despeñaperros hasta la vega del Jarama ;) y toda La Mancha era una maraña de charcos, cañas y mosquitos.

De hecho al periodo desde el siglo XIV hasta finales del XIX se le llama la pequeña edad del hielo y casi todos los glaciares que hay en los Pirineos y los que acaban de desaparecer en Sierra Nevada se formaron en esos siglos, los últimos de la Edad de Hielo se fundieron en el siglo IX. Para que te hagas una idea el Ebro se congelaba en Tortosa –de eso hay fotos primitivas así que no hace tanto- y, a principios del siglo XIX, hubo varios años –seguidos- sin verano y eso pasó intermitentemente durante todo el periodo ¿te imaginas el desastre para poblaciones que vivían de lo que recolectaban? Si pones pequeña edad de hielo en la Wikipedia te vas enterar de más, después te contaré una cosa que te vas a descojonar.

No se sabe muy bien por qué pasó, dicen que baja actividad solar combinada con una serie de erupciones volcánicas que tiraron mucha ceniza a la atmósfera, cambios en las corrientes marinas y en los vientos en el hemisferio norte… ni idea, pero se contrapone con otro periodo que se llama óptimo climático medieval, búscalo porque también viene en la Wiki.

En esa época, más o menos el año mil, no había hielo en el ártico. Se cultivaba en el sur de Groenlandia –que significa tierra verde- hacían vino en Cornualles y los pescadores vascos llegaban hasta Terranova ¿quién descubrió América? pues uno de Bilbao, joder!! quíen iba a ser?

Ja, ja, ja, ja… pero no es coña; los árabes no invadieron el sur de Europa por casualidad y tampoco se fueron porque les dio por ahí ni porque les echara nadie, lo de la Reconquista es historia contada por los vencedores, se fueron porque a partir de 1400 aquí hacía un frío de pelotas y se vivía –y comía- mejor en el norte de África. Por más que a los últimos los pusieran en el barco esposados, los primeros se fueron ellos solitos y los que se quedaron dejaron de prosperar demográficamente, cosa que, como sabes, es básica para el éxito de las culturas.

También hay gente que correlaciona la construcción de grandes catedrales con ese periodo cálido medieval que proporcionó coseeechas y coseeechas… y propició el comercio y con ello que hubiera excedentes de pasta y como a los que más pitaban lo que les gustaba más era hacer iglesias pues se gastaban la pasta en eso.

Me acuerdo de que un profe mío me contó que en París en la Edad Media había ciento cincuenta festivos al año… sólo hacía falta trabajar aprox. uno de cada dos días, cojonudo!! la naturaleza lo hacía casi todo.

Todo esto, que no es mentira, viene en la Wikipedia. Todito, sólo le he añadido algunas cosas que la sra. Wiki no había tenido en cuenta y yo sí ;)

La presentación del libro, que no trata de esto, la hicieron tres profes de la uni: mi prima postiza que es la machaca, otra profe, que me parece que es la mujer del cátedro y el propio cátedro. Además figura como coautor el Presidente de la Diputación –que le dicen el sopas así que te puedes imaginar- si tienes la llave de la subvención sales de autor donde quieras.

Ellas dos hicieron una explicación del libro, que es un vaciado de censos y cartas de privilegio sin mayor misterio científico y que probablemente formará parte de una macro obra del cátedro o simplemente para su lista de publicaciones; el sopas, pues ni idea porque me marché cuando empezó a hablar… también habló una señora a la que sonó el móvil, y allí se despachó tres o cuatro minutos de conversación de sí, sí, no, no… pues comemos a las tres.

Pero el cátedro, mamá!! no digo el nombre porque no quiero fastidiar a mi prima… qué cara más dura!!! se calcó la Wikipedia –gráficos incluidos- y se la colocó al auditorio de paletos… agárrate… pero con puntos y comas. Quizá el artículo lo haya escrito él, me extraña porque lo hubiera dicho :))

Todo esto, bromas de conferenciantes aparte, son datos no controvertidos:  los ciclos climáticos hacen lo que quieren en función de parámetros no controlables y al margen de la intervención humana o casi.

Es un arma de doble filo y vale para justificarlo todo.

Unos dicen que, que no quede casi hielo en el ártico es normal y ha sido lo normal durante siglos, que un aumento de la temperatura media de un par de grados no traerá más consecuencias que más lluvias y con ello más vegetación.

Otros, que el cambio está acelerado por la intervención humana con medios tóxicos para el medio ambiente y que son irreversibles y exponenciales; por ejemplo cuando se libere todo el CO2 que está almacenado en el permafrost del norte, el efecto de calentamiento se hará más fuerte y hará un desierto desde Londres hasta Rio de Janeiro ¿?

Unos dicen que no importa, porque el plancton marino –que, más que las selvas, es el verdadero pulmón del mundo-  absorberá el exceso de CO2 y que si no, sembraremos el mar de nuevo plancton. Otros dicen que el mar está tan degradado que no será capaz de mantener una cantidad de plancton suficiente para absorber el extra de gas carbónico.

Ahora en mi pueblo –supongo que desde que se han enterado de que soy familia del primer alcalde :) me tratan mucho mejor. Me llevaron un domingo por la mañana a ver la novedad de la fauna de este año: bandadas de avutardas.

La avutarda es un pájaro gigante y me temo que se come, por lo que me da que no va a durar mucho en la zona. Nadie nunca había visto a esos bichos allí, así que donde estaban ha pasado algo para que se vengan aquí. Verdaderamente para bien o para mal, todo está muy, pero que muy, conectado.

Y aprovechando que el Pisuerga pasa por donde pasa, el que me llevaba a ver a  los pájaros le metió un tiro a un conejo –la veda se abre hoy- y me lo regaló… estos paletos son paletos, pero no son tontos; si nos paran los picoletos el que llevaba el conejo era yo, ja, ja, ja, ja!! es broma, muchas gracias por las proteínas silvestres, A; no me valen para el concurso de “subsiste como puedas” –está fuera de plazo y además incumple la regla de do it yourself– pero se agradece lo mismo.

Pues después de la perorata: escabeche de conejo en conserva.

Hacer un escabeche, si te lo vas a comer sobre la marcha o lo vas a guardar en la nevera, no tiene mucho misterio pero si lo quieres poner en un frasco y meterlo en el armario para comértelo dentro de unos meses antes debes leer este post.

Nota que no he escrito debes de leer, como sinónimo de deberías leer, sino que he puesto debes leer es decir es una obligación. Probablemente el ph de un escabeche impida que una conserva hecha así pueda darte un botulismo que te lleve al otro barrio, pero yo no lo sé seguro y paso de gastar papel de ph para medirlo, así que o lees ese post que te digo y actúas en consecuencia o trabaja bajo tu responsabilidad.

Una conserva de escabeche de caza la puedes hacer casi como quieras. La mujer del matador la hace simplemente poniendo la pieza en crudo dentro de un frasco viejo de cualquier vaina, le añade un poco de sal, un par de dientes de ajo pelados y unos granos de pimienta negra. Lo pone al baño de maría hasta que le parezca bien y lo guarda. No ha muerto nadie.

En circunstancias normales, y para conserva, yo hubiera frito el conejo en trozos. Los hubiera escurrido bien de aceite y los hubiera puesto en frascos limpios, esterilizados y con tapas nuevas –que previamente hubiera hervido para activarle bien la goma que se pega al cristal- junto con los trozos de conejo frito hubiera puesto unas rodajas de zanahoria cruda, unos trozos de cebolla –también cruda- unos dientes de ajo sin pelar, una hoja de laurel, un poco de tomillo –parece apropiado para el conejo ¿no? sal y unos granos de pimienta negra.

Después de rellenar los frascos, los hubiera completado con una mezcla a partes iguales de vino blanco y vinagre, y les hubiera sacado las burbujas de aire que quedaran dentro con un palito.

Bien limpios los bordes de los frascos, los hubiera cerrado fuerte y los hubiera metido en una olla rápida, a cocer entre tres cuartos de hora y una hora en función del tamaño del frasco, a fuego tirando a suave. Cuanto más grande el frasco, más tiempo.

Pasado este tiempo, y sin que haya salido nada de vapor por la válvula de seguridad de la olla, hubiera subido la temperatura al máximo y lo hubiera tenido un par de minutos así. Hubiera apagado el fuego y hubiera dejado los botes dentro de la olla hasta el día siguiente.

Y así lo hice pero se me olvidó el laurel, el tomillo y me acordé de freír la carne cuando ya estaba dentro del frasco. Pasé.

En cada frasco va la mitad exacta del conejo. Le hubiera puesto la cabeza también sobre todo por la foto del ojo a través del cristal pero, lamentablemente, A, se la voló al pobre Bugs Bunny :))

Si quieres rememorar el sabor del guiso habitual del conejo de monte y, como a mí, se te olvidó el tomillo bates un poquito de aceite con tomillo en polvo y se lo echas por encima al servirlo.

Verás que en los frascos, ya cocidos, hay una especie sustancia marrón, es la sangre del conejo. Si lo haces con conejo de tienda te queda el escabeche blanquito y transpa total. Maneeeras de morir!!!

Besos.