Huertos urbanos. Hablar de política

IMG_20150414_193013No sé que nos está pasando en este país que de repente a todos nos ha dado por hablar de política.

Como en Zelig, cada mañana cuando salimos de casa nos vamos transformando: unos media barba y frenillo, otros código de barras  en los labios y cuello estirado, culo y tetas más gordas para otros, acento catalán y zapatones otros, descenso de estatura, labios y mofletes de Heidi… coletas, cara de niño –o niña- en fin, muchas transformaciones… físicas, pero sobre todo mentales.

Nadie hace seis o siete años se atrevía ni siquiera a preguntar qué estaba pasando. Al Rey de entonces se le ocurrió sugerir un pacto de Estado –y patatas con bacalado– y por poco se lo meriendan y sin embargo esta semana al salir de casa he escuchado parte de una conversación en la que el portero y una vecina hablaban con toda naturalidad de los pactos poselectorales en el Ayuntamiento de Madrid y si el PP iba o no a aguantar el tipo –en esto estaban los dos de acuerdo en que no.

Teniendo en cuenta que él –aparentemente- no gasta otras habilidades que las propias de su profesión y ella –ya te lo digo porque ha sido compañera en la Junta de Gobierno de la Comunidad- apenas aparenta unas competencias políticas que pudieran acercarse a las profesionales del portero, pues me pareció un avance o por lo menos una curiosidad de la vida.

Parece que Podemos y Ciudadanos le han quitado roña a nuestras opiniones. Ya te adelanto que –aunque lo tengo que negociar con mi hijo, porque como le veo tan ilusionado con la política le he cedido el uso de mi voto- los modernos no se van a llevar el 100% de mi apoyo a finales de mayo.

Y le han quitado tanta roña que la gente no se recata de hablar en el bus, en el metro, en la ofi, por la calle, con el camarero… me han invitado a una fiesta la noche de la final del Festival de Eurovisión, pues verás como en vez de ver el evento, hablar de las canciones y apostar sobre si Portugal nos da, o no, los doce points terminamos hablando de política, verás!

IMG_20150325_190608Con eso en la cabeza, hace unas semanas me fui a ver una charla TEDxMadrid sobre huertos urbanos. Se titulaba Huertos urbanos, ciudadanos marcianos. El título me pareció bastante molón.

Esto de TEDxMadrid, es, según me pareció entender, una franquicia de las conferencias TED gringas y un poco más de andar por casa. Sobre una charla TED original –tienen el detalle de subtitularla :)) hay un o una dinamizador que se ocupa de montar un coloquio.

IMG_20150325_195348La charla TED que vimos para entrar en materia fue ésta. Dura un poco más de diez minutos y te la recomiendo porque es divertida y el tipo apunta mucho de lo que hay o debería haber detrás de los huertos en las ciudades.

Básicamente lo que plantea es que cuanto más deprimida es una zona urbana, más porcentaje de suelo está sin uso.

Que las tasas de mortalidad derivadas de enfermedades provocadas por una alimentación deficiente varían enormemente entre zonas ricas y pobres aunque se encuentren a pocos kilómetros de distancia –usa como ejemplo área sur de la ciudad de Los Ángeles y Beverly Hills- lo que convierte a la comida o la posibilidad de acceso a la comida en un elemento de desigualdad social. Esto, los que vivieron después de la guerra de España y los que beben Vega Sicilia ya lo sabían :)

Y finalmente que no es tan importante la comida que saques de tu huerto urbano, sino la movida social que generas cuando eres capaz de implicar a la peña en algo tan tonto como sembrar tomates en la mediana de una calle, puf!

Te voy a contar cuál es mi experiencia personal en todo esto. Vine a vivir a un barrio de las afueras de –no sé si de Aranda de Duero- MAD hace unos, no me acuerdo.

IMG_20150414_151429El primer registro escrito que tenemos es de 2006 pero yo creo que estuvimos un año sin hacer otra cosa que colocar cajas, así que ponte que vinimos en 2005.

El último registro escrito, quitando los recibos de la luz, es de 2013 cuando mi hijo me sacaba casi cuatro dedos de alto y tenía trece años.

IMG_20150414_151456Ahora estamos en 2015, entonces si el primer registro de nuestra presencia en este barrio es de 2006 –con dudas- llevamos aquí al menos nueve años.

P1010063Mi barrio, aunque tenga algún detalle simpático, es un desastre, no hay nada, casas y solares vacíos y Valdebebas, que está puerta con puerta, ya ni te cuento. No hace ni una semana estaba correteando por allí y había una perdiz bebiendo agua de una piscina, ja, ja, ja!! me descojonaba, si vivo en esa casa… como perdices escabechadas dos veces a la semana.

IMG_20150207_094230Dice el pavo del vídeo del TED que en la zona sur de Los Ángeles hay 26 millas cuadradas de terrenos abandonados, equivalentes a veinte veces la superficie del Central Park. La verdad es que no tengo ni puta idea de cuánto es eso y además como no lo dice en campos de fútbol, que parece ser la medida oficial del terreno en España… ni celemines ni fanegas ni hòstias! para saber si un fulano es o no terrateniente te tiene que decir cuántos campos de fút tiene.

Dice que en ese terreno se podrían cultivar unos setecientos cincuenta millones de tomateras, sí 750.000.000 ja, ja, ja, ja!! con dos cojones. Lo que no dice es que para cultivar esa vaina se necesita tecnología y agua correspondientes a ese tomatal que, quizá, será urbano pero necesitas un congo de peña para que te lo cuide.

Bueno pues el tío podrá tener los campos de fútbol que quiera en California pero te aseguro que entre Sanchinarro, Valdebebas y las Tablas hay más, qué digo más… muchos más!! y medianeras para poner tomates puf! las que quieras…

kirai2Mira esta tía en Tokio –FOTO DE KIRAY– esta piba en Sanchinarro se hinchaba a meter rayitos de sol en frascos de conserva.

kirai1Pues en nueve años que llevamos aquí primero sembré en mi huerto, modesta jardinera privada de 25 m2. Después me pareció que puesto que aquí había campos y campos de fút a la espera de mejor uso, podía usar algún piquito para poner plantas de porte, tipo alcachofas, berenjenas –has visto alguna vez un berenjenal?? pues es la leche de descojonación de plantas- calabacines, melones y así esas cosas que abultan mucho en un huerto cani como el mío.

Fui por derecho, a pedir permiso –pero usted quién es, qué quiere, no sé si ese solar es nuestro, pero un huerto, eso qué es…?? así que no me quedó otro remedio que hacerme sitio entre la maleza, desbrozar y sembrar cuatro mierdas semi silvestres. Carajo! tienen tíos mirando todos los días los solares para que no les descarguen escombros y basura. Lo intenté dos veces; la última planté por la tarde y a las diez de la mañana del día siguiente ya estaba arrancado.

La segunda parte del discurso del moreno es lo de que es muy sano lo de sembrar tu propia comida y comértela y claro, claro, esto debe ser verdad en algún pueblito o en sitios donde llueva mucho… Tengo unos amigos que trabajan en el Prat de Llobregat, en San Cosme, muy cerca del aeropuerto, tienen un negociete de colonias infantiles y movida asociacionista ligada al tema de lo que allí se llama esplai que es una vaina de ocio y tiempo libre, un tipo –si me leen me matan- boys scout a la catalana pero sin el componente de indios y americanos. La leche, mejor que no me lean.

Pues estos han re-creado el ecosistema original del delta del Llobregat en un pequeño rincón de su edificio. La última vez que lo vi había hasta unos patos naturales… o sea que no los teían allí con las alas rotas si no que habían venido por la cara. Bueno pues si te das un rulo por los solares vacíos de El Prat, MercaBarna y similares, hasta la linde de BCN no verás sino acumulaciones de basura y residuos químicos. Donde yo vivo, en MAD, eran escombreras y basureros hace cuarenta años –visto con estos ojos que se ha de comer la tierra- y mi puto huerto es de arena de miga sacada de vete tú a saber qué sitio, pero con restos de cristales, pinturas, aceites… incluso habrá algún condón.

lo que no sé es cuál es cuálPiensa en sembrar aromáticas e incluso tomates en las medianas de MAD, comerías pis de perro, humo de coche y lluvia ácida del esmog de las calefacciones. No parece que, lo mires por donde lo mires, cultivar en la ciudad sea lo más sano que puedas hacer.

IMG_20140319_074929Me voy a detener un momento para contarte el tipo de personas que había en el coloquio de marras, a juzgar por el tipo de preguntas/intervenciones que hicieron… yo estaba un poco malo y con pocas ganas de hablar así que, contra mi costumbre, me contuve, joder a duras penas.

Había un confuso pelotón de ecólatras. Peña sin sentimientos ni conocimientos, que opina que es posible sobrevivir un invierno con lo que cultivas en tu terraza a base de sustrato de chino,  nicotina para la araña roja y abono líquido cuando el sustrato ya no da más de sí. Son usuarios habituales de los huertos tipo Leopoldo.

leopoldoMenor, pero también con presencia audible, usuarios de parcelas de alquiler en el extrarradio y hartos de que les saquen entre cincuenta y cien euros cada tres meses por cuidados extra del huerto tipo labrado del suelo, riego, vigilancia, abonado… tampoco estos sabían que a partir de octubre no hay nada que comer si no es en conserva o viene de Almería.

Otra gente, también numerosa, de clientes de hortelanos ecológicos que tampoco entendían por qué siempre les tocan fresas cutres hasta mayo, judías verdes de mayo a julio, patatas y puerros en variados envíos para completar la caja, tomates y pimientos en los meses de calor y calabacines, alcachofas y berenjenas salteadas cada quince días pero siempre lo mismo. Anda que no saben los ecohortelanos. Este grupo de lo que quería enterarse es de si había otra gente que vendiera más variedad.

Después estaban los ecoemprendedores. Ahora está muy de moda el sufijo emprendedor precedido de cualquier palabra. Ya sabes: no encuentras curro y te pones de autónomo. Estos promocionaban ferias de intercambio de semillas y productos naturales, supongo que entre una maraña de gente vestida de Jethro Tull vendiendo juguetes de madera, pan de masa madre, duro como las piedras, y jabón natural.

Y finalmente, para mí el grupo más interesante, los profesionales de esto.

El asunto de los huertos urbanos creados en terrenos expropiados no oculta un fuerte componente de reivindicación popular. De esto es de lo que pensaba que íbamos a hablar en la tarde TED… aunque sólo fuera de cultivo de guerrilla como el que intenté cuando a mi hijo le sacaba cuerpo y medio de altura… qué tiempos.

Casi la totalidad de los panolis 2.0, cree que lo de los huertos va de sobrevivir de lo que se saque e incluso de comer sano. Error!

Para cultivar una hectárea de terreno −más o menos un campo de fútbol-  se necesita saber mucho, regar, abonar, maquinaria, insecticidas, fungicidas… y si encima quieres que la cosa vaya por lo natural multiplica por cinco las manos, conocimientos y materiales que necesitas y adapta los gustos y las posibilidades de alimentación del grupo de hippies a los ciclos de las plantas… no hay fresas en agosto ni patatas en enero.

Si no vas a ser capaz es mejor que te dediques a sembrar cebollinos y albahaca en tu ventana, ya te aviso que la albahaca es una de las verduras predilectas para la araña roja. Si me mandas un beso te cuento como se combate ;)

leopoldo

Esto va de organizarse, de agarrar el suelo que nadie usa desde hace décadas, sacar agua de la red de riego, hacer una caseta, que primero es para guardar tres mierdas y después es un centro de reunión y de beber botellines, charlando sobre cómo podemos ocupar otro solar o que más cosas podemos hacer para que los habituales de la política no nos pasen por la piedra, como de costumbre.

Entre la gente que ve este tema claro, hay muchos que son activistas o habitantes, entre los que me encuentro, de los barrios bajos y que buscan cómo hacer cosas guays jodiendo lo más posible al ayuntamiento y a la guardia urbana… pero también hay profesionales… arquitectos, trabajadores sociales, sociólogos con poco tirón, algún ingeniero vago… pon tú los femeninos u otras profesiones.

De la agitación suele salir trabajo, si tienes la paciencia de ver el vídeo de cómo fue el coloquio de MAD

te darás cuenta de quiénes son.

Antes cuando las asociaciones de vecinos tenían algo que decir –la sociedad 2.0 mató a la estrella de la radio- los conflictos se saldaban con un parque infantil o una biblioteca que solían proyectar, junto con un espacio de dinamización cultural, este tipo de gente.

Ahora la cosa está más difícil pero siguen existiendo. Estos mismos de la red de huertos urbanos que eran quienes dinamizaban la reunión de TED, están bien conectados con el Ayuntamiento de Madrid e incluso con ONL’s bien asentadas como CRE, si cae algo por ese lado lo pillarán seguro.

Y eso más o menos es lo que quería decir, mi huerto sigue en barbecho, los ajos del principio y unas patatas brotadas en el fondo del cesto. Suerte con los vuestros pero recordad que esto da para poco más que dos frascos de tomate, un par de tortillas de patatas y unos pimientos asados.

12 Respuestas a “Huertos urbanos. Hablar de política

  1. joder le di al me gusta sin querer, no soy así de payaso habitualmente

  2. una entrada afilada y al grano, como siempre. Efectivamente, lo de los huertos urbanos o se entiende como un asunto político o no se entiende. Comer es un acto político. Cultivar va más allá de la salud. Si empiezas con esto sólo por comer sano vas a tirar la toalla en el primer asalto. Y desde luego tienes que asumir que tendrás que hacer cambios en tu dieta: olvídate de los tomates all-year-round, asume que cuando hay tomates no hay lechugas así que las ensaladas son o con lo uno o con lo otro. Aún recuerdo a una tipa del grupo de consumo de Ecologistas en Acción que decía “yo soy vegetariana así que necesito que pidamos setas, aunque las traigan de Francia”…..joooder. Aunque ya sabes que disiento de tu teoría de que no se puede comer de lo que plantamos (al menos, en Canarias, y en lo que a productos frescos se refiere). Eso sí, hace falta un congelador y una buena despensa ;) Y la prueba irrefutable es que durante mucho tiempo nosotros lo único que comprábamos en el super era cerveza, leche, arroz y cosas de ese tipo.
    Nuestro huerto urbano, urbano, no es. Pero aún así yo me considero una activista. Lo que pasa es que me revienta que se mezclen churras con merinas, a saber: si eres activista del asunto tienes además que usar el calendario de la Sra Thun (touché), defender la homeopatía, que tu bebé use pañales de tela, ser vegetariano y, si se tercia en tu lugar de residencia, ser nacionalista. Por cosas como está no me metí en el rollo de los huertos urbanos allá por el 15M, aunque estuve tentada. Y eso que cada vez que veo un solar me dan ganas de plantar trigo….

    • querida sra. jonjo siempre es un placer estar en desacuerdo contigo así que estar de acuerdo en un 90% de lo que hemos escrito ambos me provoca sensaciones que había olvidado desde mi época de colegial

      tú, cachonda no tienes un huerto en un callejón como el mío ni en una tierra con menos siete las noches de invierno, ni siquiera en una ciudad… puedes subsistir a base de cerveza y calabacines… eso requiere parquedad en la alimentación y cierta predisposición… es muy poco frecuente

      y sobre el trigo, pues sugiero que en lugar de plantar siembres, veras como la cosa mejora :)) bss muy fuertes

      • jajaja pero qué cabrón más salao eres!!!!!!!
        ¿esto se debe a que me la tienes jurada por no ponerle a mi niño tu nombre? :P

        • joer! jonjo, ça que tu dis me touche… désolée de te dérange, crois pas que le petit S n’a rien à faire avec cet affaire du post, nouveau désolée!! puf! ne était pas du tout la peine mon intention … je te embrasse!

          • alors, Au….désolée est féminin, t’as écrit t’embrasse sans contraction, déranger sans R….. quel bordel! Mais c’est l’intention qui compte…. ;)
            Bisous.

  3. Au, como siempre tan elocuente, yo estoy tan sumamente cansada que me cuesta trabajo hilar bien los pensamientos. Me mola eso de los huertos urbanos, suena tan bien aunque sea por ser ecomoderno o por comer de tu huerto (ejem) o por el placer de ver crecer una planta que además te puedes llevar a la boca, en fin, en nuestro cole hemos montado uno, con la buena voluntad de algunos padres, algunos profes y sin voluntad del Ayuntamiento (¡qué cosas!) pero la voluntad no suple la ignorancia y los pocos medios economicos y humanos con los que contamos, aún así sibrevive (mini parcela de 3×1,5 metros) y me gusta como herramienta educativa, cuando niña teníamos un huertito también, lo plantabamos y cosechabamos (y mi madre lo cuidaba, regaba, quitaba bichos, se encargaba de cocinar alubias blancas para que vieramos los tres frijoles negros que habíamos plantado y esas cosas de madres -y padres-) y era tan lindo verlo crecer… En fiin, la idea mola pero confieso que por muy entusiasta que sea soy un desastre con las plantas y si sobrevive el romero y la hierbabuena es ¡por que son romero y hierbabuena! No hay pierde ;D tengo también una albahaca que compré hace un mes, te mando el beso, ahora te toca contarme lo de la araña ;)
    Estoy desde hace tiempo queriendote escribir para pedirte consejo sobre dos temas, el primero creo que ya lo resolví, una masa madre casi acetona que es tan corriente que con harina finolis no iba a ninguna parte y fue alimentarla con harina del súper y se ha puesto como loca, ahora a ver que tal se comporta el horno (de gas que sólo enciende por debajo) y a hacer pan; el segundo es saber qué tal te va con la sartén De Buyer, llevo con ella ya unos meses y por mas que sigo las instrucciones y de tenerla negrusca, se me sigue pegando en algunas partes. He leído toda clase de consejos raros y contradictorios y sego sin saber bien qué hacer. Espero me puedas aconsejar algo.
    Como siempre un placer leerte. Un beso!

    • Gracias por lo de elocuente, nadie me llamó así, creo, nunca; cuando paseaba por MAD de cani con mi padre, siempre me decía que el monumento a Emilio Castelar en La Castellana se lo hicieron por elocuente y estuve años preguntándome qué era eso.
      Lo de los huertos, pues es un poco lo que dice ajonjoli, pueden ser desde un florero en tu ventana hasta un posicionamiento político personal. En cualquier caso admiro a las madres -y padres- que os tomáis esos trabajos, nos benefician a todos.
      Sobre tus otras dudas pues si la de la masa la resolviste, resuelta está y la de las sartenes prefiero escribir un post sobre el asunto… porque casualmente otra gente que tiene una revistilla de barrio también me ha pedido esta semana dos folios sobre las sartenes de hierro.
      Lo mismo haré con la araña roja… aunque no te hace falta si tu albahaca no tiene a esa alimaña :)) el beso me lo quedo. Pero como a la vecina de arriba … je te embrasse!

  4. Al descubrir la pluralidad de “tipologias” existentes en tu artículo me ha dado un “alegron” pensando que por una vez hemos derrotado la globalización. Yo tengo la mía (tipologia) propia y con ella soy mas feliz, suficiente (al menos eso siento). Con respecto a las referencias señaladas en tu articulo podremos estar mas o menos identificados (o no) pero lo cierto es que ayudan a generar una expectativa sobre una forma de vida alternativa, diferente, mas o menos utopica, pero mas saludable. Lo importante, a veces, es poder contar con una iniciativa que puede suponer un importante iniciador en nuestra vida para que se produzcan cambios de hábitos, y sentimientos.
    Con respecto a la albahaca, yo la utilizo como acompañante de mis hortalizas especialmente de los tomates, dicen que es buena, y hasta el momento no he tenido ataques de araña roja, solo un gran placer al disfrutarla con una buena pasta.
    Un abrazo.

  5. Hola Jesús, bienvenido por aquí… sí efectivamente el hecho de que la gente se interese por la comida es alentador, tanto desde el punto de vista de la sanidad pública como desde la apostura política de las personas, me alegro de que tu basílico no tenga araña, en MAD es una plaga. Tú de que genotipo hortelano eres?? Abrazos. Hasta pronto

  6. Hola Au, muy interesante el post. Tengo entendido q las mariquitas son estupendas para evitar pulgones y otros bichos. he visto en youtube videos donde se enseña a construir refugos para ellas. Besos

    • sí las mariquitas me las captura un colega de mi hijo pero las hormigas no son mancas defendiendo a sus pulgones, debe estar buena esa bebida