Actualización al post de ayer

[…] estuve colaborando en la canalización de los excedentes alimentarios de la UE […] tuve ocasión de ver los criterios en que se basaba la Unión para convocar los concursos de transformación de alimentos: …

[…] Los criterios son que la gente que está en situación de necesidad pierde muchas capacidades, entre ellas la creatividad para explotarse la cabeza e intentar hacer un menú rico y variado, si es que alguna vez la tuvo  […] Lamentable, pero así es la vaina.

Mira, parece que alguien me leyó el pensamiento ayer; lee lo que publica hoy El País sobre este particular.

Los comentarios están cerrados.