Pollo asado en cinco horas

Esta entrada fue publicada el once de febrero de 2007 en otro blog que tenía y que por algún misterio de la ciberciencia vuelve a verse  ¿? y no puedo cerrarlo porque no me acuerdo de la contraseña… o eso creo; está casi tal cual…  es una manera simpática de hacer pollo sin manchar el horno

A ver si os gusta.

______________________

hay que acordarse de cortar una esquina de la bolsa antes de meterla al horno

la bolsa se hincha mucho durante el asado procurad que no toque las paredes del horno porque se quema

resultado: las verduras las tuve que meter un poco al micro porque me fui con juancito a tomar el vermú y se me fue el Santo al Cielo

Pues está es mi receta para el HEMC del pollito. Me da lata no haberme podido presentar a los anteriores pero he estado bastante enmogollonadocon más cosas -lo estoy todavía- y tenía esto de las recetas un poco olvidado.Hoy me presento con esta curiosa receta de pollo que saqué de la página de un francés que se dedica a fabricar hornos de leña. Menuda afición.

La cosa es bastante sencilla: se pone el pollo en una bolsa de horno -atención aunque parezca de plastiquiki corriente es de nylon, nylon viene de New York NY y de Londres donde, parece ser, que se inventó el polímero simultáneamente- y se deja tres horas a 150ºC sin ocuparte de nada.

Pasado este tiempo se abre la bolsa, se saca el pollo a la fuente y se le añaden las verduras. Otra vez al horno a la misma temperatura, rociándolo con caldo o con agua, cada 15 minutos, durante otras dos horas.

El resultado es sorprendente. Te da pena hacerlo con aves pequeñas -pero somos dos en casa- porque le receta se revela para pájaros gigantes -podría entenderse pollones pero me refiero más bien a capones, pavos, pulardas, etc.- la carne queda súper hecha, no hace falta cuchillo para trichar. Me recuerda mucho los pollos del Rubí de hace 30 años. Vueltas y vueltas durante toda la mañana.

Y la verdura, ¡qué decir!, entera por fuera y fondant por dentro. ¿Añadidos a la receta? pues simplemente sal, limón exprimido y un bouquet de laurel, tomillo y romero dentro del animal.

Valor añadido fundamental: el horno no se ensucia ¡Animaos a hacerla!

Salud

5 Respuestas a “Pollo asado en cinco horas

  1. Qué flash¡ Click en el enlace de otro blog que tenías y aparece Querida Carmene……. y esa soy yo que como puedes ver te persigo. Seguiré deleitándome con lo que cuentas y con cómo lo cuentas.

    • ja, ja, ja, ja!! sabía que te iba a hacer gracia, sabes?? hubo mala gente que me dijo que carmene era yo que escribía al blog de carmen para tirarme el rollo… en fin la reaparición ha sido sopresa para mí…el tío blogger me jugaba malas pasadas entonces -por eso me borré- y me las juega ahora… estoy en un tris de recuperar la contraseña y finiquitarlo de forma permanente, si este finde puedo ir al pueblo a por la agenda donde tengo la p*t* contraseña se terminó: Querida Carmene!

  2. Con la pereza que me da asar el pollo entero, vaya, que no lo hago… pero este sistema como que me enamora aunque ¿Y si me ahorro las dos horas de vuelta y vuelta y vuelta y más vuelta? ;)

    • sí, si te da grima manchar el horno -a mí no porque no lo limpio nunca, al máximo media hora y, chica, mano de santo- ésta es tu receta pero me temo que el plazo no te lo saltas o te comes el pollo -o lo que sea- crudo, bs

  3. Pingback: Pintada rellena de setas y foie | mi cocina