Los [las] brioches de la Maison Parker ¿?

¿Alguien sabe quién es el sr. o la sra. Parker? o ¿dónde está su casa? sólo supe de él –o de ella- a través de aquí y, joder! ya hace un congo de años. No recuerdo si los [las](*) he hecho en alguna ocasión ¿?

(*) las, porque brioche en gabacho es chica ;) y en castellano no existe esa palabra en mi diccionario, así que cada cual asigne el sexo que quiera :)

Eran el desayuno de hoy, día de LA FIESTA NACIONAL ja, ja, ja, ja!! me río, no de la fiesta –que podría hacerlo perfectamente, pero no me sale de los huevos- sino porque en MAD…  I just close my eyes and see the flags on the BCN bus ja, ja, ja, ja!! está todo abierto y claro, cuando llega el otoño a El Corte Inglés cualquier otra consideración es secundaria, incluida la temperatura ambiente… vuelvo a tener tomates para dar y tomar.

Seguro que podría haber encontrado otro desayuno más acorde con la fecha, de hecho mi hijo lo ha resuelto con un tazón de gofio de maíz tostado, con leche y miel, lo que tampoco me parece un desayuno muy español que digamos; allá se quedaron los brioches ¿gustas?

Pues eso que, aunque –como al otro-  la musique qui marche au pas, cela ne me regarde pas, a las seis menos algo he abierto el ojo, me he escuchado al obispo de Guadix en sus dos minutillos de Alborada. Verídico!! todos los días me levanto escuchando, y lo escucho, este programita de RNE que va de rollos católicos/religiosos/éticos. Lo llevan este obispo, el granadino de antes, que se le nota por poquito que es andaluz y otro man de Palma de Mallorca, menos proselitista que el obispo.

El programa existe, a las seis menos dos minutos de lunes a viernes y quizá los findes también, pero eso no lo sé, lamentablemente no lo podrás encontrar en la parrilla de la web de RNE ¿? no me preguntes por qué.

Bueno, me siento mejor después de haber salido del armario :)) quizá, cuando termines de leer todo, creeras que me caí del caballo y vi la luz… te confundirías –y mucho-  el resto del día lo dedico a currar, a joder al prójimo que nos quiera joder a mi hijo o a mí y a contribuir –con mis modestas capacidades- a tumbar el injusto estado de cosas en el que nos encontramos… Vaticano incluido.

No obstante lo anterior, estos días estoy moralmente muy derrumbado dándole vueltas al rollo de la violencia doméstica –según escribo, ahora mismito, estoy escuchando una canción de Los Enemigos… el gran calambre final, que dice: se abrió el cielo azul y nos volvimos todos buenos.

Hace unos días mi hijo vio un recorte de prensa –El País, 12 de junio de 2011- de hace unos meses, que andaba entre los papelotes de la cocina, si picas en el enlace de El País mírale la cara al niño. Lo guardé porque me impresionó mucho la noticia, en su momento se me saltaban las lágrimas. De repente veo al orco con dos lagrimones –claramente herencia de su viejo- tron qué te pasa?? –papi por qué guardas esto?? –no sé colega, me llamó la atención el tema! se pasó toda la tarde triste… rompí el papel… lo he recuperado de la papelera para la foto.

En los últimos días dos niños de cuatro y dos años se pierden, una madre ahoga a sus dos hijos que se había pasado la tarde llamando al padre para contarle que la madre les amenazaba, un majara entra en una iglesia y se carga a una piba embarazada de la hueva de meses, esta mañana otro patán ahoga a su mujer con un cable en Lanzarote, una niña inglesa en el sur de Portugal se pierde con serias sospechas de que se la zumbaron sus viejos, otro encierra a su hija en un sótano, el otro secuestra a una niña y la encierra hasta que se hace mayor, otro, que tenía que estar en la cárcel por otras cosas, mata a una niña chica, la tira en una marisma con la ayuda de su mujer, y se pira a esconderse…  otros encierran a los niños en casas y los tienen días sin comer y sin aparecer por allí ¿hay algún puto día que no le pase nada a un niño cuando está cerca de los que, supuestamente, deberían quererle? ¿pero qué cojones nos está pasando? ¿lees el periódico habitualmente? por favor escribe un comentario o un post el día –sólo un día-  que no se publique ninguna barbaridad de esa onda!!!

Puf!! no sigo porque lloro… te crees que los dos panolis de Alborada hablan algún día de estos crímenes?? no joder, a los guardianes de la moralidad lo que les preocupa es el aborto, la investigación con células de no sé qué madre, la cruz de la iglesia católica –por supuesto en la declaración de la Renta- y la visita del Papa y no: que haya muchos niños que si tuvieran un botón para quitarse de en medio, lo apretarían.

Endúlzales la vida a tus hijos con un despertar de besos, zumo de naranja –si estamos en temporada- y brioches de la Maison Parker aunque, como el mío,  sean unos gañanes que prefieran desayunos prehispánicos –suprema protesta en el día de la raza, pardiez!!  y te digan que el brioche te lo comas tú ;)

Yo te enseño cómo; los besos y los abrazos los pones tú.

La receta es tal cual –o parecida- a la de mi prima Camille. Prepárate medio kilo de harina de fuerza, cien gramos de mantequilla blanda, una pizca de sal, un huevo de gallina ;) unos setenta gramos de azúcar, un poco más de mantequilla para pintar, un sobre de levadura seca de panadería  y aprox. un cuarto de litro de leche templada.

Yo estaba estrenando harina de súper fuerza cortesía de mi amiga C –joer, fuerte de verdad- y necesité algo más de leche. Te tiene que quedar una masa nada pegajosa.

Mezcla y revuelve bien todo lo sólido, añade el huevo y la leche poco a poco y amasas hasta que te salga una masa convincente. Ten  en cuenta que al final le tienes que añadir los cien gr. de mantequilla por lo que no te pases mucho con el líquido, si te quedas corta le añades un poco más de leche al final. Nunca eches las grasas antes de amasar porque te quedará un brioche con la textura del turrón de Alacant. La mantequilla siempre después del amasado.

Dejas todo fermentar hasta que doble. Rompes la masa y la desgasificas bien. La extiendes –duro curro con harina de súper fuerza que se comporta como un pulpo cocido sin haber recibido los porrazos de reglamento. A los pulpos sí, a los niños no. El otro día ja, ja, ja, ja!! vi un blog de unos tíos que le zurraban a los pulpos dentro de una hormigonera, mira.

Pues bueno cuando tengas la masa extendida  con +/- un centímetro de grosor, la cortas en rectángulos del ancho de tus moldes. Casualmente los míos eran iguales que los de mi prima… casualidad total, porque lo de ser primos es sólo un recurso de estilo y no es que tengamos alguna tía común que nos haya regalado a los dos las mismas flaneras :)) las mías las compré en un chino.

El largo de los rectángulos puede ser el que quieras pero si los haces muy largos te vas a equivocar…

… te parecen muy molones los número uno y dos?? –empezando por la izquierda- pues ya verás después que no.

Bien, pues embadurnas los rectangulitos de masa con mantequilla por las dos caras y pones uno encima de otro, hasta tres; si has tenido huevos –en este caso no de gallina- de hacerlos más finos de un centímetro, podrías poner cuatro… los doblas por la mitad como si fueran las páginas de un libro y los metes dentro del molde que, previamente, habrás enmantequillado a conciencia.

Cuando te termines la masa enciendes el horno a unos 180ºC –es a 160 pero el mío marca veinte de menos- y dejas reposar los brioches como una horita o menos.

Al horno una media hora… se tienen que hacer muy despacito para que suban bien y pase esto…

… las páginas del librito se abren y se salen del molde, al molde de más a la izquierda se le salió una hojita… no se pegan nada unas a otras y el resultado es un mixto entre hojaldre y masa de brioche, sinceramente… y me sabe mal decirlo porque los he hecho yo pero… salen buenísimos.

Crees que no se pueden desmoldar, mira…

Besos y zumo de naranja.

11 Respuestas a “Los [las] brioches de la Maison Parker ¿?

  1. ¡¡¡Estoy encantada!!!
    No con los brioches, (no me gustan nada los dulces, yo desayuno un par de tostadas con sal y aceite de oliva). Pero me encanta todo lo que escribes, estoy totalmente de acuerdo contigo, espero seguir “escuchándote”.
    Te doy las gracias y te mando un beso

  2. querida señora gulu, sinceramente creo que exagera… con sus desayunos, la sal no es nada buena; creo que un té negro sin azúcar y un marlboro es la manera más civilizada de desayunar, pero en cualquier caso le agradezco sus palabras y prometo tenerle al corriente de mis progresos morales :))
    besos

  3. Un buen resumen para contrarrestar la que está cayendo:: endulzar la vida de los seres queridos. Los brioches tienen una pinta de muerte. Besos

  4. ¡Vaya! Menos mal que al final (estaba a punto de soltar dos lagrimas) nos has endulzado un poco y de que manera, lástima que no seamos vecinos… yo desayunaría encantada un brioche, te han quedado “de libro” ;):

    • sí últimamente estoy un poco depresivo :)) pero esos libros fermentados te los pongo en tu portal con el periódico la mañana que se te antoje… salen buenos tú que cocinas mejor que nadie te podías animar con ellos, beso

  5. No te metas con el desayuno de tu niño, que ayuda a la causa canaria de El Hierro dándole al gofio -eso sí que es solidaridad. Pilar

    • mientras no tengamos que mandar comida y tiendas de campaña godas desde aquí va la cosa bien, a ver si no se lía mucho la troca del volcán, bss

  6. Los brioches tienen una pinta estupenda, y son muy bonitos. Quizás algún día los haga.
    Ya he estrenado mi mini horno, así a un pobre boniato.

    He leido el enlace de El País y me parece terrible. Me imagino que hay que vivir ciertas situaciones para entenderlas, pero en mi cabeza no caben.
    Yolanda