La web 2.0 episodio II: el Imperio contraataca

Hay que reconocerle a la gente que se gana la vida con la política y disciplinas afines que son finos, finos. Siempre van dos pasos por delante de cualquiera.

Fíjate por ejemplo el sr. Blanco la que le ha liado a los controladores. Según la mamá del orco –fueron compañeros en la facul aunque el Licenciado Pepiño no llegó al final y míralo- era el más memo de la clase con diferencia y mira, los tiene echando cuentas de quién va a ir –hasta ocho años- a la cárcel y poniendo los pisos a nombre de la familia para sortear las demandas y los embargos.

Los propios gringos también son finos. El tío de WikiLeaks es un bala mangando papeles y cumple –en mi leal saber y entender- una función de denuncia sobre el hundimiento del control del aparato del Estado, por parte de la sociedad civil, que va mucho más allá de la simple revelación de secretos. La movida 2.0 es poderosa en algunas cosas pero blandengue en todo lo demás.

Sólo le faltaría disponer –quizá esos ficheros encriptados que se desvelarán si le pasa algo- de una prueba de la conexión entre servicios secretos y crisis económicas periódicas que liman los ahorros y los derechos de la gente, sería el sueño de los conspiranóicos y la casi segura eliminación física del man, quizá envenenado con polonio 210 como Litvinenko :(

No sé muy bien qué es lo que tienen ahora contra Assange, pero desde luego si es esto, creo que el bueno de Julian debería haber visto esta peli –qué buena- antes de meterse en camisas de once varas.

Gente con una inteligencia parecida al concepto de Teoría del Estado de los teletubbies, como podía ser la policía de Franco –los que montaron el escándalo Profumo eran Montesquieu al lado de los nuestros-  ya tenían claro que política y polvitos son un cóctel explosivo.

Querían a toda costa que Franco tuviera el campeonato de España de caza mayor así que tuvieron una semana a todos los guardas de Cazorla, y a media división de picoletos, arrimándole ciervas al bicho –al cornúpeta, por supuesto. Casi que agradeció el tiro de gracia que le dio el gallego.

La otra opción es que el tipo crea que está más seguro en la cárcel que en la calle. Es posible,  pero yo no las tendría todas conmigo porque rápido te suicidan en un acceso de ansiedad ¡¡!! que se lo pregunten a aquellos alemanes :(

Me alucina que este asunto, la detención, se esté tratado con esta superficialidad por la prensa libre si la opinión de estos es la que nos tiene que defender de los abusos del Poder estamos apañaos.

Suerte noi!

2 Respuestas a “La web 2.0 episodio II: el Imperio contraataca

  1. Muy poco itálica en ese “libre”. Por desgracia para todos, las palabras ‘prensa’ y ‘libre’ no combinan bien en el siglo 21. Y no precisamente por motivos políticos, que es lo que hace todo esto muuuucho más asqueroso. En fin, amigo, pásate por MTM, que he mejorado los molletes aquellos que probamos juntos cuando el mundo (el general, no el impreso) era menos prisionero :D

  2. sí, la hubiera tumbado más todavía pero no encontré cursivas más pronunciadas, es de escándalo… como tus molletes, licenciado… aunque la mezcla harinas y el yogur no sé si serán de la aprobación del moro mayor de antequera, felicidades :))