Ensalada de lentejas

Muchas veces tengo la sensación de que es necesario tener algo despiporrante que contar  para escribir un post. Quizá sí o quizá sea yo el que es de natural despiporrante, no sé.

El otro día me di un rulo por casa de la sra. epa! y me dieron envidia sus lentejas. Se me resisten las legumbres: todas!… o se me deshacen –las lentejas- o se quedan como chinas –todas las demás- y da igual la calidad, puedo traerlas de Asturies o comprarlas en el súper… siempre me quedan mal.

Hace tiempo descubrí que si las cueces –las cuezo, porque el resto de la humanidad parece no tener ese problema- dentro de un tarro de cristal cerrado no se me deshacen las lentillas ¿?

Pon hasta la mitad de lentejas en un tarro de cristal viejo y cerrado; cuécelas –con un pellizco de sal-  como si estuvieran en la olla: igual tiempo, igual calor. Deja enfriar, abre, enjuaga y a comer. No se deshacen… pero tampoco son una conserva, así que o te las comes sobre la marcha o las guardas en la nevera.

Bs.

7 Respuestas a “Ensalada de lentejas

  1. Nunca se me hubiese ocurrido. Eres muy ingenioso.
    Yolanda

  2. Sr. Audaciosus, quedaron fantásticas! Me ha encantado lo de los pimientos fritos, y el truco del bote ni te cuento.
    Y gracias por el link… :)
    B*

  3. pues mira yolanda, no lo soy especialmente… al menos en la cocina, lo mío es más copiar que inventar… pero, pero, se me ocurrió un día haciendo conservas, igual hay más peña que lo hace aunque, y sin que sirva de precedente, no les copié :)

  4. sí salió genial… y los pimientos -magia- no picaban ninguno; por supuesto los botes de lentejas se cuecen en una olla con agua, que en el texto no me explico en condiciones :)) besos mona

  5. De tu ultimo post mutis:( manda eggsss la cosa.. me quedo con las lentejas, que bien me hubiera venido ese truco años ha pero ahora fijate tu que me salen solas será cuestión de confianza.
    No tengo buen recuerdo de la ultima ensalada de lentejas pero igual me animo y lo borro.
    Besicos sorianos

  6. Caballero que hablé de confianza y no de fé jaja