Pan carasau

El domingo nos fuimos, el orquito y yo, a darnos un rulo por el centro y gastarnos pasta en libros.

Iba con ganas de comprarme el librete éste del Aprendiz de panadero… de verdad te lo digo, la peña alguna peña de los blog no tiene piedad, no sólo le fusilan al man todas las recetas sin decirlo, sino que, además, adaptan las historias y las hacen pasar por suyas… en fin que al final me pareció caro y –a estas alturas- escaso; total como yo copio a los que le copian… me ahorré la pasta!!

Después de un par de rulos: de la Gran Vía a Maestro Victoria y vuelta… me pillé un libro de recetas –por decir algo, porque la mayor parte son patéticas- y fotos de panadería y repostería española, no barato. Mi hijo pilló uno de macacos Warhammer infumable y más caro que el mío. Le tuve que financiar la mitad; el tipo domina el arte de provocar la conmiseración como nadie… cuando era cani, cani, íbamos por la calle mirando escaparates y cuando veía algo que le gustaba decía: -papi ¿a ti te gusta –ponte por caso- ese coche amarillo de allí? –pues mira, no porque ya tengo uno… y el listillo decía: -papi, pregúntame a mí, pregúntame a mí!!!  :))

El rato de la librería me hizo gracia, por lo de antes y porque mientras estuve por allí hojeando libros –carajo qué poco sé de la actividad enzimática en el pan ja, ja, ja, ja, ja!! dos chavalas se acercaron a la estantería y se llevaron sendos libros de panadería… va a terminar teniendo tirón lo del pan.

Sacaba esto a colación porque cuando volvimos a casa, y terminé de mirar los santos del libro nuevo, me puse a revisar alguno de los míos de panadería –bastante malos por cierto… que siempre lo compro todo por las fotos más que por el fondo- y saqué la receta de estos bonitos panes sardos del libro de la Elaboración artesanal del pan, de Linda Collister –el peor de todos, por mucho que algún hippiegurú lo tenga de cabecera… joder no sé qué me pasa que hoy, no me encuentro positivo, si pudiera fumarme un marlborito seguro que mejor :(

Lo de la receta –págs. 108-109- te puedes morir… 225 gr de –atención- harina italiana para chapata… joder y qué es eso?? me voy al índice con cierta sospecha de autorreferencia y lo que me temía: chapata, harina para pane carasau… págs.. 108-109 manda cojones!! y por no hablar de las pintas de un tío en camiseta de tirantes que sale haciendo el pan.

Visto el tema me fui, también, a ver a la chica lista de las panaderas francófonas que, fíjate cómo es la cosa, transforma la receta en 170 de harina floja y otro poco de sémola fina… vamos con ello!! y para qué agua… no mujer, leche de soja!!

¿Sabes lo que te digo? que la que tenga las tetas más gordas.

Para seis o siete panes de Cerdeña o carasau finos, finos: doscientos gramos de harina de trigo corriente, cincuenta de fuerza, un pico de levadura seca, otro de sal y unos ciento sesenta cc de agua templada.

Mezclar todo y amasar un rato hasta que la masa esté no pegajosa y súper suave, deja reposar tapada entre media y una hora.

Separa en partes iguales, bolea de nuevo y enciende el horno al máximo. Al contrario que el de Sandra, mi horno estaba de mierda hasta arriba.

Cuando el horno está caliente –ahora viene lo bueno- vas agarrando cada una de las bolitas que has hecho y las aplastas redondas –más o menos- y muy finas ¿cuánto? dicen éstas que se tiene que ver la mano a través de la masa ;) no sé… a ver si las dejas –por lo menos- como las mías :))

Al horno, a tope humano, dos minutos por cada cara. Doy clases de pan por tabaco.

8 Respuestas a “Pan carasau

  1. Jeje, sí, vaya negocio que están haciendo con nosotros los que publican libros de pan :)
    Me encantan las tácticas del orquito, sí que es listo, sí, lo que me he reido. Y los panes, estupendos, tengo yo ganas de hacer un día unos panes planos, aunque no sé si me quedaran taaan finos!
    B*

  2. Jo, qué pinta tienen…
    No sé si lo has hecho ya o no, pero quiero un tutorial de pan de pita, explicándolo todo como solo sabes hacer tú. Eso sí, lo de las tetas gordas sobra. Ya te dije que eras un poco macarra…
    Bss.

  3. A mi, preguntame a mi!!! Te vi a desí lo que me parecen tus panes!!!

    Que buen rato, amigo mío!

  4. sí el tipo es muy fino… está acostumbrado a ser único entre únicos y explota el asunto… espero que pueda ganarse la vida así :)) beso, anímate con el pan que es facilón

  5. querida niuven tus deseos son órdenes -oye no te parece que mandas mucho?? :)) pero lamento comunicarte que los panes de pita malamente, que te lo diga gusete ja, ja, ja lo intentaré ;) …. y mujer perdóname lo de las tetas era sólo una argucia de redactor -una especie de punto y aparte- para pasar a un plano más técnico del relato ¿cómo decís las chicas -las macarras me refiero- cuando una cosa os da igual? bss reina

  6. te prodigas poco camarada y no me das oportunidad de decirte lo que pienso yo de los tuyos, abrazos fuertes

  7. En mi cumpleaños del año pasado me regalaron el Aprendiz de Panadero, aunque todavía no le he sacado mucho provecho…sólo cuando me venden una baguette de mierda (precongelada, 190g de peso, a 1’30€ y con ínfulas de rusticidad) me digo que me voy a empollar el libro, currarme todas sus recetas y dejar de ser atracada en cualquier panadería llena de gente y en la que hay que hacer cola.
    Luego entro en razón, sigo el ejemplo de mi madre (preguntar el precio antes de pedir) y sin que me de vergüenza ninguna, al oir el sablazo que quieren colarme, digo que no y acabo comprando la barra de bollo de Mercadona que es lo más parecido al pan sobao de mi pueblo…

  8. mira mar… tu no haces pan bueno porque no te da la gana; no hace falta empollarse el tocho ese -que es bueno, vaya por delante- para hacer panes más que razonables y una piba, aparentemente, práctica y bien organizada como tú debería poder tener pan guay toda la semana horneando sólo una vez, bss