Pan precocido

Este verano mi amigo G-ete me habló de la posibilidad de precocer el pan –como hacen los chinos, lo cual no sé si es muy recomendable- y poder comer todos los días pan de casa recién hecho sin estar muy pendiente del tema.

G-ete es un estudioso de esto del pan en casa y, además, tiene ciertos contactos de alto nivel por lo que siempre está a la última en la tecnología :) siempre que tengo dudas le doy un toque o fusilo cosas que me cuenta… como en este caso.

Estas cosas de la producción en masa –que no, de masa- siempre traen problemas a la larga.

En Tarifa conocí a dos chavales holandeses que plegaron de sus curros allá y se vinieron a Cádiz a hacer cometas que era lo que les molaba más mundial del mundo.

El año que hicimos amistad tenían una tienda y un taller espectaculares: diseñaban fabricaban, vendían, reparaban, organizaban concursos…de todo, allí había más de cincuenta modelos y casi todos suyos.

Al año siguiente habían cerrado el taller y sólo vendían un par de modelos. Bah! vendemos sólo estas dos… las importamos de China y se venden como churos –me parto el pecho con las erres de los extranjeros :)) Mal negocio, les dijimos. El tercer año cerraron :( no sé qué fue de ellos quizá se volvieron a Róterdam ¿?

La teoría de G-ete es que el pan una vez formado, subido y horneado hasta que alcanza el punto máximo de volumen se puede sacar, enfriar y congelar sin merma apreciable de calidad.

Diferíamos, o mejor, yo estaba confundido en si se debía o no descongelar el pan antes de meterlo de nuevo al horno. Me parecía que los chinitos no lo hacen cuando hornean el cutrepan que venden. Pero la realidad del caso es que ni lo sabía ni lo sé seguro.

Hice cuatro barras de pan convencional… ya no me acuerdo de la fórmula pero no hace al caso. Salió bastante bien.

A los diez minutos saqué algunas y las dejé enfriar. Más arriba está el aspecto del pan terminado y a medio hacer. Congelé tres.

Las he ido horneando, en varias condiciones, sin resultados muy allá o no mucho más allá que meter en el horno y calentar una barra terminada y congelada. Nunca descongelé el pan.

Pero, pero, pero el otro día mi amigo me dijo que hay descongelar el pan antes de hornearlo y hacerlo con poco vapor. No le hice caso en lo segundo y horneé en condiciones normales de un pan corriente, unos 220º C y mucho vapor en el horno. Saqué el pan a los 20 minutos, el termómetro marcaba 96º C dentro de la barra.

El resultado fue muy similar al pan recién hecho tanto en miga como en corteza. Creo que daría el pego aunque no sé si una buena barra, bien descongelada también lo daría. Mi impresión es que sale algo mejor precociendo el pan ¿? pero quizá la técnica, como el marketing de los holandeses, nos llevará a la ruina.

nota: hola Micaela, ésta es la amasadora de la que hablábamos el otro día; me costó noventa euros en el Hípercor hace ahora cuatro años, bss

7 Respuestas a “Pan precocido

  1. Muchísimas gracias majete!! Voy a ver si la encuentro,porque tu hablabas de que la tenias bastante rato amasando y eso es lo que me interesa, pues yo tengo una que compre en Lidl pero sólo puede estar 4 minutos funcionando porque se calienta mucho. Así que gracias de nuevo. Besos

  2. Joder si que eres rápido haciendo barras… Si yo estoy todavía de resaca segoviana, M****azo :-D

  3. de nada mona -máximo quince minutos dicen las instrucciones….bah! yo creo que en media hora no se quema ;) suerte, bss

  4. de rápido nada querido que hay casi un mes de diferencia entre las fotos :) qué flojo eres gusete! la próxima vez probaremos con escocés a ver qué, abrazos

  5. Tengo que probar para comparar el pan cocido y congelado y el pre-cocido congelado. Ya contaré
    mis impresiones :)

    besos

  6. no te fías de mi palabra, gallega??

  7. Me fío de tus acciones y tus palabras. Quiero experimentar por mi misma también ;)

    más besos