Nachos

Qué razón tiene quien ha redactado la presentación del HEMC. Hacer comida con restos y que te salga mejor que el plato original. Menuda envidia.

Siempre que hablo de esto me acuerdo de mi amiga Á. Á tiene una familia larga. A juzgar por lo que explica son una familia de garbanceros. Su marido le hace el amor los días que hay cocido. Sus hijos vienen con sus parejas el finde que hay cocido. Pero los cachondos no se comen el cocido. Todo son excusas: no joder, que venimos de tomar el vermú y nos hemos puesto ciegos!…el marido: mira estoy un poco pesado de estómago, casi que me voy a dejar los garbanzos…etc, etc.

Á, que no es ninguna giloria, de unos años –muchos- a esta parte se coscó de la movida y desde entonces cada finde que le apete ver a sus hijos o hacérselo con su marido prepara cocido; pero hace dos cocidos porque en realidad lo que más le gusta a su familia son los garbanzos fritos y la única forma de que coman uno es garantizarles que va a haber más para llevarse o para comérselo al día siguiente. La situación lleva así años, la pobre Á está desquiciada, ja, ja, ja, ja! aunque yo sé que lo que está es encantada.

Mi caso es diferente porque mi chaval no es muy amante de las legumbres pero sí de cualquier mierda fabricada con maíz transgénico. He de reconocer que soy un juguete en sus manos y con lo bon vivant que me salió me toca hacer frecuentes incursiones en terrenos inexplorados de mi cocina ja, ja, ja, ja! para darle gustito al man. Creo que  tengo las mismas sensaciones que Á :)

En este caso presento al HEMC unos nachos de maíz.

La realidad del caso es que los nachos son un truqui que se usa para aprovechar las tortillas que sobran. El otro día hice unas para quesadillas y también hice un poco de trampa: hice de más para que me quedaran y me luciera el post. Ustedes me perdonarán ;)

Según se dice, los nachos fueron un recurso de un tal Ignacio al que, en la época de la construcción de los ferrocarriles se le presentaron unas señoras norteamericanas a comer a destiempo. Como el buen señor no tenía otra cosa que las tortillas que le habían sobrado de la comida, no se le ocurrió nada mejor que cortar las tortillas, pasarlas por el horno y servirlas con queso fundido y jalapeños en escabeche. No sé si, como Á, pudo sacar algo más en claro de las gringas.

Poco más. Agarras algunas tortillas de maíz que te hayan sobrado de otra cosa y las cortas en seis ¿alguna vez te has preguntado por qué los nachos son triangulares?

Las pones en una bandeja y al horno muy caliente –en este caso también de reciclaje porque acababa de sacar un pan y el horno estaba en un momento de pm- unos cuatro minutos. Dos advertencias.

Las tortillas se mantienen blanquitas obstinadamente pero, como el jabón de potasa, cambian de estado en un pispás y se queman sin que te des cuenta. Cuatro minutos son suficientes, si los nachos están un poco blandos se van a terminar de hacer sobre la bandeja fuera del horno.

Y 2) si te apete puedes darles una pasada con un flis-flis –antes de meterlos al horno- de agua y espolvorearlos de sal para que queden más sabrositos. Tú verás cómo tienes la tensión.

Espero que os gusten. Abrazos.

Ps.: los nachos en realidad son totopos….aunque eso es otra vaina de la que hablaremos otro día y además también se pueden hacer frítos…a mí no me gustan en demasía porque chupan mucho aceite, vosotras mismas :)

14 Respuestas a “Nachos

  1. Pues qué entrada mas pedagogica que te has marcado hija, y muy original, yo solo sabia de los nachos lo que pone en la bolsa que compro, pero ahora que estoy mas documentada me los voy a poder hacer yo misma con tu receta. Y con tu permiso voy a cotillear un rato en tu cocina, que aunque me he asustado al ver la foto, huele pero que muy requetebien por aqui. Un besote y gracais por tu receta

  2. pues nada hija adelante , estás en tu cocina bienvenida ;) y por cierto ¿de qué foto te asustaste …. más? ja, ja, ja!!

  3. Interesante, sin duda… tengo por aquí un par de tortillas (de compra) que hace días que no abandonan la mesa de la cocina…

  4. ¡Feliz Año! Ya veo que te has puesto las pilas inmediatamente ;) Nachitos, pan, conejo, papas arrugás… Así se hace!!! jijiji

    Besos

  5. hola surf: benvinguda!

  6. hola nena ¿qué tal todo? me gusta mucho que las pibas me lleven las cuentas ¿te quieres casar conmigo? bss contesta primero a la segunda pregunta ;)

  7. Benvingut, en el meu cas XDDD

  8. doncs, dit queda :) una abraçada.

  9. Me estaba partiendo con el primer comentario y ese “hija” -veo que tu lado femenino esta muy de mod- y tu despedida del post “vosotras mismas” – sigues escribiendo ¿solo para nosotras? ahora entorno los ojos coquetamente – jaja bueno que en realidad venía para felicitarte el año con mis primeros besos sorianos… tengo una cosica para ti pero he preferido que pasarán estas fechas no vaya a ser que pienses que los reyes magos son unos ratos -es detalle tonto- y además ¿que se han pensado esos tres que no hacen sino apropiarse de tiempo y desvelo ajenos en el tema de los regalos! ¿por otro lado ¡anda que tu ya eres mayorcico para creer en reyes y mas si son magos?

  10. Me referia a unos ratas y se me han ido todos los signos de puntuación si es que las visitas a tu blog me perturban ;-P

  11. ay, mi amor! esos besos fresquitos valen un potosí :)) y sí, mayoritariamente pienso en chicas y si entornan los párpados de la manera que dices, entonces ya ni te cuento….un besito, salud y éxito en 2010 para ti y para tu gente y muchas gracias por el obsequio….si no es de comer lo guardaré con cariño y si sí, no … pero pensaré en ti mientras mastico ja, ja, ja!! mira que confundirme con una chica con la foto tan fea que me puse….esta eva! bss de nuevo y que sepas que sigo tus recetas una por una y no pierdo la esperanza de que dejes de usar ese artefacto infernal thermo…no sé qué…. ;)

  12. Todo bien :) Por eso te he llevado las cuentas, porque te gusta;). Me casaría contigo, sin problemas, pero ya sabes que mi religión me lo prohibe;) besos

  13. lástima, ya sabes que si me dices ven… ;)

  14. Lo prometido es deuda….
    Muchas gracias por tu participación en el evento.

    Pochoncicos.