Llegaron los reyes

Llegaron los reyes a la vuelta de las vacaciones. Este año me han traído el juego de la frigopoesía que me gusta mucho.

Se trata de entretenerte componiendo poesías –supongo que también podrías hacer discursos e incluso emplearlo en caso de secuestro- mientras haces la comida. Me gusta, me gusta …… el rey que me lo ha regalado me conoce mucho y sabía que me iba a dar el todo el bebe con los imanes, aunque como a mí el Supremo no me llamó por los caminos de la lírica me tengo que contentar con copiar a los dotados :(

Supuestamente el repertorio de imanes es el adecuado para palabras de amor pero aunque bragueta y bocadillo son relativamente fáciles encontrar, para un concepto –a mon humble avis– algo más estándar en esto de la lírica ;) como podría ser madrugada, me las vi y me las deseé. No sé, quizá tenga yo un concepto más ñoño del amor que quien hizo la selección de palabras ja, ja, ja!!

Otra característica añadida del juego es que aunque viene con un listado alfabético de las palabras que contiene, éstas no parecen seguir ningún orden lógico en las placas de imán. Vamos que después de hacerle una revisión concienzuda al asunto, lo único que pude concluir es que el fulano que ordenó las palabras estaba o como una cuba o se le cayeron al suelo cuando las llevaba a filmación. Lógica difusa en la ordenación es poco decir.

Este segundo gracejo del juego lo hace, por tanto, muy apropiado para elaboraciones culinarias largas como panes de masa madre, caldos, horneados y en general para todas aquellas preparaciones que requieran tiempo y poca intervención humana. Aunque no exclusivo porque yo, mientras me componía la estrofilla de arriba y parte de la de abajo, me hice estas magníficas: QUESADILLAS

Las quesadillas que te cascan en MAD son puro queso fundido con alguna vaina de poca monta dentro. Una basura. Dice una amiga mejicana que las quesadillas de verdad no llevan queso ¿? –siguiendo la deducción en lugar de quesadillas se deberían de llamar empanadillas- y que se pueden rellenar de lo que quieras. Ni idea.

En el caso que nos ocupa las preparé con un trozo de carne de entraña sobrante de un asado del día de los reyes, un diente de ajo y un poco de cheddar –en la nevera desde mediados de diciembre- en avanzado proceso de momificación, como puede verse en la foto.

Se preparan tortillas de maíz como se explica aquí. En este caso le añadí un par de cucharadas de harina de trigo y un pico de levadura.

Se pasa el relleno por una picadora comme ça! y se van rellenando las tortillas, una cucharada de cada cosa bastará. Las tortillas se deben pintar con aceite por la cara por la que van a ir a la sartén.

Se tapa el conjunto con otra tortilla y a la sartén hasta que se funda el queso. Nos las comimos –como dicen las gorronas habituales de mi cocina aunque ellas son paletas y en realidad a lo que se refieren es a recién hechas- hirviendo ;)

Bss, salud y éxitos para todos en 2010.

3 Respuestas a “Llegaron los reyes

  1. Que Reyes tan chulos! y como me he reído con tus cuitas poéticas y el señor de los inventos. La receta me la anoto, pero no sé si dejaré que el cheddar se cure… ¿es imprescindible?

    Petons y un felicísimo año!

  2. sí que son chulos es una lástima que no lo hubiera en catalán….si te soy sincero para estas cosas del amor el polako me resulta un idioma més adient ;) bss y feliz año también para ti

  3. Pingback: Nachos « mi cocina