Baguettes de harina integral de trigo

Éste es uno de mis habituales aciertos en la planificación del tiempo. Amaso, pin, pin, pin, hago todo el pancito, fermenta, pin, pin, pin …… y cuando toca horno: pun! a por el niño, a vete tú a saber qué sitio :(( Pan a la nevera, volver tarde, no me apete encender el horno, hasta mañana Lucas!!

El pan está muy rico –éste en concreto era sólo de masa madre con harina de trigo, integral y de fuerza a partes iguales- porque en el tiempo que está en reposo –en mi caso, casi veinte horas- las levaduras trabajan en el cereal y le dan mucho aroma y profundidad de sabor. Se podría hacer pasar un pan bueno, pero nada que ver con uno hecho en su tiempo.

En fin voy a ver si me compro un libro de planificación de actividades y hago un pert con mi vida ;)

Los comentarios están cerrados.