Pan y vacaciones

¡Qué vaina! menos mal que llegaron las vacaciones. Nominalmente desde el día treinta y uno pero, de verdad, desde esta mañana. Me merendé los primeros cinco días por mi mala cabeza y me temo que el quince estoy de vuelta a la mina… en fin, que por mi mala cabeza.

Estos días estoy retomando mis costumbres panaderas, no sea que se me vaya a olvidar la cosa, y haciendo algunas conservas de bonito ahora que va barato en MAD.

Llevaba tiempo queriendo hacer pan negro de ese que le dicen Pumpernickel, que mira que lo he intentado hacer veces y no me sale ni de coña. El blanco ahí tira ;) pero el negro no me salía nunca.

La verdad es que tiene una receta imposible con cocciones a baja temperatura de hasta veinticuatro horas. Hace años, cuando empecé con el cuento, hasta tuve que desmontar el horno para anularle la luz desde dentro –no hay manera de desenroscar la bombilla- y quitarle un ventilador que funciona día y noche si tienes el horno encendido. Lo cocí un día, medio, horas, en molde de silicona, de cristal, de hierro… tapado, destapado, dentro de una bolsa de horno –ahí me jodí el esmaltado del molde de hierro y se oxidaron, el molde y el pan :(

Pero me puse a ello y al final saqué algo parecido, tipo pan de Westfalia… bastante bueno; eso se guarda en la nevera envuelto y te dura quince días o más, después te cuento cómo lo hice.

No sé por qué pero cuando lo estaba haciendo me vino a la cabeza una peli de Helen Mirren –joer qué sesenta y tantos más bien llevados… su edad no me importa porque llevo enamorado de ella desde que tenía veinte –yo- y ella bastantes menos de sesenta y tantos :) y hacía de jefa de la policía en una serie inglesa que veía por entonces.

Pues me vino a la cabeza –a mi mala cabeza- Chicas de calendario que fue una de esas de despelotarse y fotografiarse para un calendario y ayudar a cualquier causa peregrina.

Ya no me acuerdo del infausto motivo por el que se desnudaban aquellas, pero sí me acuerdo de que un día que vuelve la señora Mirren a su pueblo desde, ponte, Londres y resulta que había un concurso de pasteles y como viene sin tiempo u olvidada de hacer el pastel, presenta uno que había comprado en Marks & Spencer y va y gana, después del concurso le hacen una entrevista para la prensa local –supongo que con gran vergüenza para ella- y viene a contestarle al periodista que ella siempre sigue las enseñanzas de su madre que se resumen en: cuando falla todo, siempre te queda Marks & Spencer!! Una peli entrañable.

Naturalmente la enganché al vuelo con The Full Monty aquella de los parados de Sheffield que hacen stritease para sacarse unos duros y me vinieron también a la cabeza –a mi mala cabeza- El jardín de la alegría, The Commitments e incluso Local hero, las fechas van del ochenta y tres, a dos mil tres. Veinte años. Todas inglesas, irlandesas o escocesas.

Al principio no sabía por qué –Chicas de calendario, sí sabía- me habían venido todas esa pelis a la cabeza –a mi mala cabeza- después les di una vuelta y me di cuenta de que todas van de optimismo y de unión –Local hero de otra forma- para sacar los problemas adelante ¿las recuerdas? ¿eh! que sí? ;)

Y la cosa es que vivimos en un país triste de depresivos. Cuando no hacemos pelis de la Guerra nos salen del tipo de Los lunes al sol y las declaraciones del Presidente del Gobierno, de éste y de ZP, te animan el inicio de las vacaciones que te cagas, así que entre unos y otros: ¡qué tropa, joder, qué tropa! diría Romanones.

Y además de depresión económica y moral tenemos un país de escasa memoria y nula hemeroteca porque lo que nos está pasando ahora a nosotros pasó, casi calcado, en Alemania hasta que digirieron recolocar a todos los alemanes del este… digestión que de una forma u otra vamos a terminar pagando nosotros.

Yo que sí que tengo –de momento- mucha memoria y, si mi madre no hubiera actuado, también tendría una caótica hemeroteca recuerdo los años de los gobiernos de Schröder y los primeros de Merkel. Estaban tan mal que tuvieron que llegar al acuerdo de gobernar –el SPD y la CDU- en comanditas ¿te imaginas eso en España?.

Me acuerdo mucho de un reportaje, tipo chanza, en El País sobre lo difícil que era encontrar a unos tíos en Berlín para que te montaran unos muebles de IKEA por lo vagos que eran los alemanes en comparación con los emigrantes. Mientras tanto nosotros crecíamos al no sé cuántos por ciento anual. Supongo que ahora el, o la, periodista que escribía aquello estará en el paro.

También me viene a la memoria, parcialmente, otro parecido sobre cómo afrontarían Blair y Schröder un problema de no me acuerdo bien ¿macroeconomía? … mientras el pequeño Schröder –hay alguna foto bien graciosa del tipo subido en una caja de madera mientras le entrevista un man que le saca cuerpo y medio- lo vería todo negro y mal, Blair lo afrontaría como una oportunidad para la gente, para el país, para reformar la estructuras. Es porque era Blair o porque era inglés??

No sé muy bien, pero aquí no parece que vayamos a hacer mucho más que volvernos a bajar las pensiones. Por cierto, ¿te acuerdas cuando te dije que si eras funcionata no contaras con la paga de Navidad y que si te ibas comprar un coche lo hicieras –o hicieses- antes del verano? le di en todo el bebe ¿no? bueno pues si eres pensionista no hagas planes para las vacaciones de verano del año que viene :)) y si todavía te queda un duro y no puedes comprar fondos de inversión alemanes, te sugiero que lo saques del banco y lo guardes en un armario o mejor te lo cambias en dólares americanos :((

¿De verdad no nos van a proponer nada mejor que asegurarle a la UE que no van a dejar jubilarse a nadie que no tenga sesenta y cinco? ¿de verdad que no vamos a encontrar un juego que nos guste a todos los que vivimos en esta granja de depresivos y depresivas? ¿verdad que me van a joder las vacaciones? Joder!!

Toma te dejo lo que cantaban los venezolanos en el año ochenta…

… si no entiendes bien la letra la puedes leer aquí y aplicarte el cuento.

Los panes los he hecho por la cara. El blanco con masa madre hidratada un cien por cien… cuando fermenta se queda con una textura parecida a la del flan. La masa total estaba hidratada al ochenta por ciento. Sólo harina de trigo y sal.

El negro, pues qué quieres que te cuente: cuando falla todo siempre puedes recurrir a… IKEA :))

 

 

 

About these ads

4 Respuestas a “Pan y vacaciones

  1. Uf, sí, desde luego somos un país un poco depresivo, aunque al menos el cabreo a veces lo sustituye.
    Yo nunca he intentado el pumpernickel “auténtico”, debe ser más fácil hacerlo en un horno de leña, con calor residual, que en uno eléctrico. En el Lidl también venden uno, húmedo y ácido, pero como nunca he probado el original no sé si es bueno o no, a mí no me mata.
    Y sí, Helen Mirren está estupenda, la muy perraca :) ¡Felices vacaciones!

  2. “yo quiero que se arregle mi mala situación
    pero el que arregla esto creo que está de vacación
    o se le está olvidando todo el montón
    de castillos y promesas de antes de la votación”
    Sublime, man, sublime… ¿Tendremos nuestro propio Chavez? Ugh, menos mal, TioGilito ya palmó :P

    • supongo que sí tendremos nuestro propio chavez –siempre hay oportunidades para los gualdrapas- lo que dudo es que alguna vez tengamos tanto petróleo como los venezolanos… con buena pe bien se jota, abrazos