All i pebre de anguila

Mi hijo es el rey de las clasificaciones. Se pasa el día preguntando: ¿papi, cuál es tu película favorita? ¿y tu grupo favorito? ayer me preguntó ¿cuál es la vez que te has caído y te has hecho más daño? la leche, qué tío!!

También me pregunta a menudo por la comida: mi postre, mi pescado o mi plato favoritos ¿? ni idea! casi nunca puedo contestarle, no tengo pasionísima por la comida, como casi de todo y casi todo me gusta o, mejor, no me disgusta. Por supuesto hay cosas que prefiero evitar: los dulces muy intensos no me placen en demasía, el regusto a almendra amarga, los quesos tipo gorgonzola o torta del casar tampoco me ponen mucho. En fin, ecléctico en el paladar.

Tampoco los sabores de la cocina china –la cocina china que conozco- me gustan demasiado y eso que, con la francesa y la vasca, debe de ser la mejor cocina del mundo ¿? Sin embargo,  si tuviera que elegir un sabor entre todos los que conozco, seguro que me quedaba con la combinación de pimentón y ajo fritos. Soy así de simplón… un buen pimentón de Murcia y un ajo de Cuenca me dejan más que satisfecho.

A la salsa combinación de esos ingredientes, con agua y pan duro, le dicen en Valencia all i pebre: ajo y pimentón o ajo y pimienta, del latín piper-eris: pimienta. También le dicen pebre a una salsa chilena que tiene cilantro y guindilla. Ni idea, nunca la probé.

Y si me preguntas por un pescado que me guste mucho pues te diría dos: el bacalao seco y la anguila. La anguila me gusta de todas las formas posibles, sobre todo ahumada –de un tiempo a esta parte inencontrable en MAD- pero también en conserva de aceite y fresca –también muy difícil de encontrar.

El viernes –no había cole- me llevé al orco a la ofi y cuando salimos nos hicimos una comprita en el mercado de Maravillas ¡qué placer comprar en el mercado! no sé a quién se le ocurriría inventar los súper.

Es el único sitio que sé que de vez en cuando tienen anguilas. Sólo los viernes y no todos y sólo en invierno. Muchas restricciones para mi pescado favorito:)

A trece euros iban, no me pareció caro, casi como las lubinas de piscifactoría. Me llevé medio kilito y conseguí que el pescadero me quitara la baba que tienen en la piel, que me pone de los nervios.

La receta es fácil. La que hago es un poco iconoclasta –aunque, a juzgar por las imágenes que salen en el google, menos de lo que yo pensaba- porque lleva patata para engordar la salsa. En Valencia se come de muchas maneras pero la más común es con una salsa clara de ajo y pimentón fuertecillo.

Pues nada se cortan las anguilas en trozos. Dice la tradición que deben ser del tamaño de un dedo de hombre… ja, ja, ja, ja!! qué poca perspectiva de género!!

Se pica ajo y se pone a freír en una cazuela de barro. Se fríe también una rebanada de pan que te puedes ahorrar si usas patata.

Cuando está frito el ajo se añade una cucharada de pimentón. No me gusta mucho el pimentón picante así que lo uso corriente o agridulce y después le añado un trozo de guindilla al guiso. Cuando se fríe pimentón en olla de barro hay que tener mucho cuidado con el calor que puede quemarlo y estropearte el guiso.

Frito el pimentón le añades las anguilas, les das dos vueltas, le pones agua hasta arriba y las patatas cortadas en laminitas, perejil fresco picado, sal y un puñado de almendras molidas. Chup, chup hasta que estén hechas las patatas.

La receta canónica es: sacar los ajos fritos y majarlos con la rebanada de pan y las almendras, para devolverlos después al guiso, y sin patata. También he visto alguna receta que usa pimentón picante y además guindilla. Me parece un poco fuerte para un guiso de pescado, aunque sea anguila.

Y listo, esto comimos el domingo… pensaba que me iba a tocar bronca en la comida pero no, fue plato de éxito.

Bss.

About these ads

23 Respuestas a “All i pebre de anguila

  1. Wow! Nunca he probado la anguila… Ya me pasaré el viernes que entra al Maravillas, éste junto con el de los Mostenses son mis mercados favoritos, hay de todo a precios ultra razonables.
    Definitivamente ajo y pimentón -y aceite de oliva- son una combinación ganadora. Cuando estoy de perezosa, un pescado blanco cocido, patatas cocidas y ajada para aderezar son una cena perfecta -y rápida- ;D
    Besos!

    • al fondo del todo del mercado, último pasillo en el centro más o menos… es una pescadería que la atienden sólo chicos suramericanos -son muy simpáticos y alguno bastante zote cortando el pescado, obviamente por mal pescadero no por la procedencia- pregunta por allí, suerte, bss

  2. Sí señor, qué platazo te has marcado para el domingo! Mira que le tengo yo ganas (creo que también es el pescado favorito de mi mozo) pero como no la encuentro no la he probado. La buscaré. Creo que en las pescaderías Coruñesas también la tienen, lo que no sé es a qué precio.
    Y sí, a mi también me encantan los mercados!
    B*

    • ja, ja, ja, ja!! epa! querida… pues si no te has enfrentado nunca a una anguila viva prepárate porque se siguen moviendo hasta horas… sí, sí, horas después de haberles cortado la cabeza… me acuerdo que la primera vez que las compré me monté en el metro con una bolsa de plástico, llena de sangre y que se movía sola… no veas qué miradas en el vagón, ja, ja, ja, ja!! se me olvidó escribirlo en el post… dicho queda, bss

  3. Yo soy como tu hijo, tengo mis favoritos en todo. Como sabor, el de la naranja en su punto, pescado el rodaballo – es el que más me sabe a mar-, cuando cocino me gusta el olor de los ajos friéndose en aceite de oliva, y mi olor favorito en casa es el de café recien hecho y pan tostado. Besos.

    • puf! otra del gremio de los clasificadores :)) no comparto lo del rodaballo, pero una buena naranja -con pan- es máximo y, curiosamente, aun tomando poco café, el olor de la cafetera en la cocina, me priva, bs

  4. Qué rico suena eso! mmm…
    Aunque nunca probé anguila, pero hasta ahora todo lo que he probado que proviene del mar me gusta o me encanta… así que me estoy imaginando algo muy rico.
    Estuve leyendo gran parte de tu blog ultimamente y quiero decir que escribes muy bien, si te aburres de cocinar puedes dedicarte a la literatura.
    Te mando un abrazo desde Uruguay
    Claudia.

    • hola claudia: aquí las anguilas que se comen no son de mar, se agarran en marismas y lagunas cerca del litoral y otras en pozos y charcas de interior pero eso dudo que se coma… quizá también se pesquen pero lo desconozco… y de lo otro pues muchas gracias, de verdad creo que exageras; intento escribir tal cual hablo, pero me parece que no llego a “muy bien” si te parece lo dejamos en aprobado alto ;) beso desde MAD

  5. Hola! La verdad es que es un plato exquisito. A mi abuela le encanta y lo prepara bastante a menudo, aquí en València es bastante fácil de conseguir la anguila y se utiliza en múltiples platos, también paellas.
    Mi abuela también le pone patata para que cunda más (que dice ella) y hace el picadillo que comentas con el pan y las almendras un poco tostadas. Aunque la verdad es que ella le echaría picadillo a todo jaja

    Lo cierto es que la anguila sorprende mucho. La gente es reacia a probarla por la textura gelatinosa de la piel (que muchos quitan) pero la realidad es que si sale buena (a mi abuela algunas le saben a fango) tiene un sabor buenísimo.

    saludos

    • sí estoy de acuerdo, repugna el tema piel pero rica está un puñao y además me alegra mucho coindir con tu abuelita en esto… me quedo con ganas del arroz con anguila, hazme alguna sugerencia de receta, por favor! muchas gracias por tu comentario

  6. Qué divertidos son los niños, al mío le ha dado por preguntar qué significa ¡todo!. A mi me gusta casi toda la cocina pero tengo que apuntar que tengo mis gustos y disgustos. La anguila me encanta a la parrilla pero no la he hecho nunca. Plato para probarrr…

  7. a la parrilla?? nunca lo he visto… lo más exótico rebozada en harina y frita… y sí, lo de los chavales es cojonudo y el mío -11- además que es súper redicho, a veces me parto por la mitad de la risa, beso

  8. Me has hecho recordar mi infancia. Mi madre ponia el tapón al fregadero y soltaba las angilas y yo me pasaba un buen rato viéndolas nadar y escurrirse entre las manos. Recuerdo estar subida en la silla de enea, porque no llegaba a meter las manos y a veces, hasta los codos. La parte fea venía después, por eso creo que no las como, casi nunca.
    Por aquí hay bares que tienen habitualmente y en el mercado las encuentras sin problemas. Coincido contigo con lo de los mercados. Cuando voy a ciudades grandes o pequeñas es visita obligada el mercado.

    • pues ya eras valiente de cani a mí me da repelús tocarlas hasta muertas y mira que si matara y pelara un cordero pasarían de veinte las muescas en la culata ;) esos recuerdos de infancia, también, con el ajo y el pimentón, me desarman, un beso, bienvenida

  9. Ay, la anguila! Yo he ido a pescarlas con mi padre y he comido anguilas en mi infancia y adolescencia a montones y de muchas maneras, fritas, guisadas, en empanada… Las he lavado y cocinado y me encantan. La última vez las he comido con esa receta ;). Todavía no he tenido suerte en encontrarlas algún viernes en el Mercada de Maravillas, pero ya acertaré. Besos

    • pero…! y para qué vas a ir tú a buscar anguilas al mercado?? si sabes que sólo tienes que pedirlas reina :)) un beso fuerte, es un placer compartir contigo mesa y mantel ¿para cuándo quieres que te prepare una cazuela de culebras de litoral? ¿o prefieres que busque yo las anguilas y haces tú una empanada?

  10. Pues una empanadita de anguilas, no estaría nada mal, pero que nada mal :) besos

  11. Nunca he comido anguila. La conocí hace cosa de un año haciendo una excursión por un barranco verde del norte de Tenerife (Afur y playa de Tamadite), que es uno de los pocos barrancos que cuenta con agua corriendo todo el año. Allí en la desembocadura hace una especie de charco, y parece ser que podrían ser considerados como “los únicos peces de agua dulce de Canarias” según la guía que referencia de la ruta que habíamos leído. Con aquellas empecé a buscar info sobre el bicho.
    El animal es todo un inadaptado. Después de media vida por estos lares le entra un asco infinito de tanto dulzor y tanto río, y queriendo desearle lo mejor a sus retoños se larga a desovar a los salados mares. Los hijos, buscando sus raíces deciden remontar los mismos ríos de los que venían sus padres y aquellas diferencias de salinidad vuelven a unos machos y a otras hembras. Con la edad, les entra de nuevo asco infinito y se largan al mar, y vuelta a empezar. Así llevan desde el Precámbrico, échale.
    Mi duda es, si los bichos estos pueden ser de piscifactoría (o psicofactoría :-) ) o todos son silvestres. Una u otra, siempre me ha dado yuyu el bichejo, y creo que nunca me atreveré a comer a tal inadaptado. (eso que me pierdo, supongo)
    Gracias por el comentario del trigo. A ver si sale suficiente como para que te reboces uno de estos. jejeje

  12. pues independientemente del asco que te pueda dar, no está nada malo el inadaptado éste, supongo que el día que veas una lamprea -que también está bien buena, por cierto- te da un peterreque… mira, yo creo que estas anguilas que se comen en MAD son de levante y las deben de sacar de albuferas o similares con lo que casi que se podrían considerar como de piscifactoría 50/50 y sí, sabía lo de las angulas y además que -flipa- van hasta el mar de los sargazos y desde allí vienen las angulitas hasta su casa quizá puedas sacar alguna de esa desembocadura que dices… aviso: mi hermano estuvo una noche entera con agua hasta más arriba de los c*j*nes en el río eo y sacó angulas para invitar a su señora a una tapa… cosas de amor, espero que el trigo se te dé a ti mejor ;) abrazos

  13. Vengo de conocer a Sra. Lamprea y te confirmo que, por mi parte, las dejo escapar, a ella y a la Anguila ( y de paso junto a algunos Srs. Percebes) cuando los aviste con las gafas bajo el agua.

  14. se comen, hermano, se comen, en un guiso de su sangre y chocolate; las hice una vez con gran éxito de público y crítica -las probé muy circunstancialmente y me supieron a sardinas de lata, buenas pero sardinas- no repetiré esa vaina, sí las anguilas, cuando vengas por aquí te invito y te digo que son otra cosa

  15. Soy una gran admiradora de la anguila (ni que decir tiene también de las angulas). Por fin en Zaragoza, he consiguido comprarlas, y las pienso hacer al ali-pebre, pero quisiera saber si alguno de vosotros, sabe cuanto tiempo se pueden guardar guisadas. Espero con impaciencia vuestra respuesa

    • ni idea, querida mp… nunca me duran tanto pero supongo que como cualquier guiso ¿? prueba a congelarlas ya hechas, bss… impaciente ;) bienvenida!